Convocadas por las principales entidades soberanistas al cumplirse un año del encarcelamiento del presidente de Òmnim Cultural, Jordi Cuixart, y del expresidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, este martes por la noche se han congregado en la plaza Catalunya de Barcelona unas 10.000 personas, según datos de la Guàrdia Urbana.

Se trata de una cifra menor de la que esperaban los convocantes y sustancialmente más pequeña de la observada el pasado 1 de Octubre, cuando se celebró una manifestación a la que sí acudieron varios centenares de miles de personas.

También se han dado actos parecidos en otras localidades catalanas, así como frente a las prisiones donde se encuentran encarcelados los Jordis y otros dirigentes del independentismo por sus actuaciones en 2017. En estos casos, los congregados han sido normalmente centenares.

El lema de la concentración ha sido: "Un año de vergüenza, un año de dignidad", y ha estado liderada por la actual presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha advertido de que si los tribunales españoles no absuelven a los llamados 'Jordis', "el pueblo responderá con toda la radicalidad democrática con que lo hizo los pasados 1 y 3 de octubre de 2017".

Torra ha reclamado "la libertad de los 'Jordis' y del resto de presos políticos, así como el retorno de los exiliados", y ha añadido que hoy "se cumple un año de infamia con el encarcelamiento de los Jordis, cuando tal y como dice Amnistía Internacional, deberían estar en libertad".

En sentido análogo, el portavoz de JxCat, Eduard Pujol, ha calificado de "vergonzoso" que los 'Jordis' hayan estado un año entero en prisión, y ha lanzado una reflexión: "que la gente se imagine lo que puede ser un día sin libertad, y ahora pensad lo que tienen que ser 365 días".

Por su parte, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha afirmado que si los 'Jordis' están en la cárcel "es por sus ideas, por ser lo que representan, porque son presos políticos", y ha advertido de que "la represión no detendrá la voluntad democrática del pueblo de Cataluña".

En cuanto a la CUP, el diputado Carles Riera ha indicado que "hoy es un día de lucha antirrepresiva, un día para reivindicar la puesta en libertad de los presos políticos".

PISARELLO, TAMBIÉN

A nivel municipal, el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, también ha pedido la liberación de los presos y ha criticado los "365 días de ignominia" que llevan en la cárcel.

Según Pisarello, no hay "ningún fundamento jurídico" que justifique su privación de libertad, y que así lo avalan juristas independentistas y no independentistas.

Pisarello ha pedido poner fin a la "situación de excepcionalidad" de los líderes soberanistas presos y ha lamentado el sufrimiento innecesario por el que están pasando sus familias.