Al final de la Rambla, justo antes del puerto, se erige una columna coronada con la figura del descubridor de América, Cristóbal Colón, y el famoso dedo señalando al mar. Los casi 60 metros de altura del monumento impresionan al visitante, que la distingue ya desde desde mucho antes de llegar.

El monumento fue inaugurado en 1888, después de siete años de trabajo, como parte de la Exposición Universal que ese año se celebró en la ciudad, y se proyectó como reconocimiento a que Colón desembarcó en Barcelona tras uno de sus viajes a América. Fue diseñado por el arquitecto Gaietà Buïga y es el más alto del mundo dedicado al descubridor. El peso total de la estructura es de 223 toneladas, y el de la estatua, de 7 metros y obra del escultor Rafael Atché, es de 6 toneladas.

El precio de la obra fue de casi un millón de pesetas de la época. Se intentó recaudar por medio de una suscripción popular, pero la aportación fue tan escasas que finalmente lo tuvo que financiar el Ayuntamiento.

EL DEDO MAS FAMOSO

Sin duda, el aspecto más distintivo del monumento es el famoso dedo. Las anécdotas a su alrededor con numerosas. En primer lugar, es más grande, en proporción, que el resto de la estatua. Si estuviera proporcionado mediría 40 centímetros, pero en realidad mide 50. Así se ve mejor desde la base del monumento. Además, no señala a América, que está en dirección opuesta, sino a Mallorca.

Al mirador se asciende por un ascensor que llega hasta la base de la estatua. Allí un pequeño espacio permite una vista de 360 grados sobre la Rambla y el puerto. Fue uno de los primeros ascensores que hubo en la ciudad... y en su primer día se estropeó, con la mala suerte de que entre sus viajeros estaba el propio alcalde de Barcelona, Rius i Taulet.

Uno de los grupos escultóricos del monumento
Uno de los grupos escultóricos del monumento

Para elevar la estructura se construyó un enorme andamio de hierro que pesaba 125 toneladas. Una vez desmontado, el hierro se usó para construir un puente en el pueblo oscense de Morillo de Liena.

HORARIO Y PRECIOS

Para acceder a la parte superior del monumento hay que tomar el ascensor, ya que es la único forma de hacerlo.

El horario de apertura es depende la época del año. En temporada alta, de 1 de marzo al 30 de septiembre, abre desde las 08:30 a las 20:30, mientras que en temporada baja, del 1 de octubre al 28 de febrero, de 08:30 a 19:30.

Para acceder a la parte superior del monumento el precio es de 6 euros para los adultos. Los niños de entre 4 y 12 años y los jubilados pagan 4 euros, y los menores de 4 años tienen la entrada gratuita.

Para llegar en transporte público al monumento, lo mejor es coger la linea 3 del Metro y bajarse en la estación de Drassanes, aunque también se puede bajar en la estadio de Liceu y baja andando por las Rambla hasta la plaza Portal de la Pau, donde se encuentra el monumento. Otra opción es la línea 4 hasta la estación de Barceloneta y luego andar unos diez minutos por el paseo de Colom, o coger cualquiera de las lineas de autobús que pasan por la zona (H14, V13, D20, 59, 120).

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.