Al Govern de la Generalitat no le ha sentado nada bien enterarse por los medios de comunicación de que el Consejo de Ministros del próximo 21 de diciembre se celebrará en la Casa Llotja de Mar de Barcelona. Este mismo martes se reunieron representantes de los gobiernos español y catalán para analizar el despliegue policial y las posibles ubicaciones, pero la decisión la han tomado en Madrid sin informar previamente a los mandamases catalanes.

El descontento lo ha hecho público la consellera de Presidencia y portavoz de la Generalitat, Elsa Artadi, en una entrevista en TV3, en la que ha criticado la ubicación elegida por el equipo de Pedro Sánchez.

EN EL CENTRO

Artadi ha denunciado que si se quería evitar crear problemas en la movilidad de la ciudad, había otros escenarios mejores. "Hay sitios que favorecen mejor la movilidad que otros", ha apuntado la consellera, que además ha explicado que los Mossos valoraron las afectaciones que tendría cada una de las ubicaciones analizadas en la reunión de este martes. "Si la preocupación del Gobierno del Estado es la movilidad, la reunión en medio del centro de Barcelona seguramente no es la mejor elección", ha añadido.

Eso sí, la portavoz del Govern de la Generalitat ha reconocido que "el Consejo de Ministros puede decidir en qué lugar de la ciudad de Barcelona" encontrarse, ante lo que el Govern garantizará su derecho de reunión y también el derecho de protesta, ha añadido.