ARCHIVADO EN:

Alrededor de las 23 horas de este viernes, una fuerte tormenta de granizo sorprendió a Barcelona. Aunque no duró mucho rato, sí logró cubrir con una suave capa blanca las calles de la ciudad. Algunos vecinos no dudaron en inmortalizar el momento y compartirlo en sus redes sociales ante la sorpresa de un temporal tan repentino.

 

Otros no dudaron en recopilar algunas de las piedras de granizo y hacerles una foto para que se pudiera apreciar su dimensión y la cantidad acumulada en pocos minutos. La fuerza de esta precipitación provocó algunos desperfectos, sobre todo en cristales que se rompieron a causa del impacto.

 

GÉLIDO TEMPORAL

Desde su cuenta de Twitter, los Mossos d'Esquadra pedían precaución, sobre todo para aquellos que se encontraran conduciendo en ese momento. Y es que, una precipitación tan fuerte en tan poco rato puede provocar que el suelo sea muy resbaladizo y se generen situaciones de peligro al volante. De hecho, algunos usuarios a los que el temporal pilló en el metro dudaban acerca de si salir a la superficie en vista de la tormenta, que estuvo acompañada de rayos y truenos.

 

El frente se originó en el litoral de Tarragona y fue desplazándose progresivamente hacia el norte, barriendo hacia la ciudad de Barcelona, donde el pico máximo del temporal se produjo alrededor de las 23 horas.

AMBIENTE INVERNAL

Para este sábado se espera nubosidad variable y ambiente frío. No se descarta alguna precipitación débil que tendería a remitir por la tarde. La temperatura máxima descenderá ligeramente hasta alcanzar los 15 grados y la mínima será de 8.