ARCHIVADO EN:

El presidente de Empresaris de Catalunya, Josep Bou, ha sido uno de lo grandes protagonistas de los actos del 12-0 que se han desarrollado este viernes en el centro de Catalunya y, especialmente, en el escenario montado en la plaza Catalunya.

Con un verbo embriagador y con un despliegue oratorio de otros tiempos, Bou ha cargado contra "la peste amarilla" y ha agradecido el trabajo "de los hombres y mujeres que desinfectan Catalunya" de símbolos amarillos.

Bou, que ha agradecido la presencia de gente llegada de toda Catalunya (ha citado nombres de diferentes poblaciones y comarcas, especialmente de Osona y el Berguedà), también ha denunciado la reprobación del Rey Felipe VI en el Parlament catalán y ha asegurado que "el Rey no está solo, porque nosotros estamos con él y vamos a ganar", a lo que el público asistente ha reaccionado con gritos de "¡Viva el Rey!".

El presidente de Empresaris de Catalunya ha confirmado que casi 5.000 empresas se trasladaron fuera de Catalunya tras el 1-O. "Somos catalanes. No somos unionistas, porque ya estamos unidos. Catalunya no encaja en España, porque Catalunya es España", ha proclamado.

Bou ha dicho que "la paz y la libertad sólo están aseguradas cuando se forma parte de una nación fuerte libre y unida". "Asumimos la catalanidad y la hispanidad", ha dicho, al tiempo que ha afirmado que "aplanaremos el nacionalismo, que tanto daño ha hecho a la economía y la convivencia".

El empresario, un auténtico agitador de masas, dotado de un verbo y unas proclamas encendidas, ha concluido que "no somos unionistas, porque ya estamos unidos; no somos españolistas, porque ya somos españoles" y ha destacado que "aquí sólo veo a catalanes alzando banderas de España".

"No somos fascistas, porque abrazamos la democracia", ha sentenciado.