ARCHIVADO EN:

La empresa Desokupa ha acusado, a través de un vídeo, a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de instar a la okupación de un edificio en el distrito de Sants-Montjuïc. Según el jefe de la empresa, Daniel Esteve, la okupación se llevó a cabo porque los miembros de la Plataforma de l’Habitatge de Sants creían que el edificio era de la empresa MK Premium.

Esteva asegura que “la Plataforma de Habitatge de Sants, dirigida y apoyada por Gala Pin, mano derecha de Ada Colau, lo que hace, en la sombra, presuntamente, coordina la okupación de este edificio”, en la creencia de que pertenece a MK Premium, empresa con la que la regidora de Ciutat Vella tiene pendiente un juicio.

Según Esteva, el edificio es en realidad de una familia de Sants, pese a lo cual los okupantes decidieron no desalojar el edificio.

Además, según el jefe de Desokupa, le exigen al propietario que les ceda seis pisos de 100 metros cuadrados para vivir durante unos años para que puedan vivir seis familias “o dinero para las familias que están dentro”.

Desokupa les acusa de haber okupado con violencia, lo que hizo saltar las alarmas del edificio. Sin embargo, una vez presenta la documentación y acreditado que era de una familia, el Ayuntamiento, siempre según el jefe de Desokupa, no se disculpa y los okupas se quedan en el edificio.

El jefe de Desokupa también anuncia que ha habido una sentencia judicial que da la razón al propietario del edifico, por lo que han descartado la desokupación que habían anunciado que iban a hacer.