Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro personas este martes durante el desalojo de un edificio ocupado en la calle de Fontrodona número 11, en el barrio del Poble Sec, distrito de Sants-Montjuïc. 

Los cuatro detenidos están acusados ​​de 'atentado contra la autoridad', ya que se han interpuesto en la actuación de los policías cuando éstos intentaban mediar entre los desalojados y los trabajadores de la empresa privada de desalojos Desokupa.

Según informa betevé, un grupo de unos diez jóvenes marroquíes, que habían ocupado tres de los pisos, han asegurado que la empresa les había ofrecido 2.000 euros por abandonar el inmueble y que, como se han negado, han reventado las puertas con violencia y han agredido al menos a uno de ellos. 

Por su parte, el Sindicato de Barrio del Poble Sec ha defendido que los ocupantes del bloque de pisos eran menores con necesidades de vivienda.

LLEGAN LO MOSSOS

Dada la situación de conflicto, al lugar se han desplazado varias dotaciones de los Mossos, que han intentado mediar entre las dos partes y han intervenido en varias ocasiones. En una de ellas han cargado contra el grupo de medio centenar de personas que se habían reunido en el exterior del edificio para apoyar a los desalojados.

Los Mossos también han protegido la entrada del bloque con furgonetas y agentes en el momento en que han salido los trabajadores de la empresa especializada en desalojos. 

PISOS DE LUJO

Según datos de la televisión barcelonesa, el inmueble sería propiedad de un grupo promotor que lo está rehabilitando para hacer apartamentos de primera categoría (lujo). Según la empresa que comercializa los pisos, Vivendex, un grupo de personas han ocupado el edificio esta mañana, donde también viven familias con renta antigua. Los ocupantes, sin embargo, han aducido que el desalojo se ha hecho de manera ilegal y sin ningún procedimiento judicial abierto. 

La CUP de Barcelona se ha hecho eco de la noticia en las redes sociales y ha acusado a la empresa Desokupa de actuar como una "mafia paramilitar".

Ya por la noche, una veintena de personas se ha concentrado frente a la comisaría de Les Corts para protestar contra las detenciones de las cuatro personas, de las cuales han pedido su liberación inmediata.