ARCHIVADO EN:

Los comerciantes de la zona de la plaza del Portal de la Pau de Barcelona están hartos de la presencia de manteros. El aumento del número de vendedores ilegales que se ha producido desde que la presión policial se hizo mayor en la plaza Catalunya ha acabado por colmar la paciencia de los que tienen instalados sus paradas en la parte baja de la Rambla, entre el monumento a Colón y las golondrinas.

Las quejas que desde hace meses han hecho llegar al Ayuntamiento no han servido para nada. Y aunque se trata de una zona que en este tipo de materia la vigilancia corresponde a la policía portuaria, los comerciantes consideran que una mayor presencia de la Guardia Urbana debería ser suficiente para alejar a los manteros.

NO OFRECEN SOLUCIÓN

Los comerciantes del conocido como Mercat de Colom aseguran que se han reunido en numerosas ocasiones con representantes del equipo de gobierno del actual consistorio, pero que nunca les han ofrecido una solución efectiva.

Según el presidente de la asociación de comerciantes, Héctor Guillermo Izuel, “no vemos que el Ayuntamiento dé ningún tipo de solución. Con la llegada de buen tiempo la situación tiende a empeorar y ahora ya estamos alcanzado unos picos de ocupación alarmantes”.

Izuel se queja de que los manteros actúan con total impunidad y que la escasa presencia de la policía municipal apenas les afecta. “La urbana casi no actúa ya que es una zona portuaria. Pero los manteros llegan a las 10 de la mañana y no se van hasta pasadas las 7 de la tarde. Además, desde que se produjo la actuación en la plaza de Catalunya muchos de los que estaban allí se han bajado para aquí, por lo que la situación se complica”.

El presidente de la asociación de comerciantes reconoce que en determinados momentos la situación alcanza un nivel de tensión muy elevado y en algunas ocasiones ha llegado a haber peleas entre comerciantes y manteros.

Los manteros ocupan ya parte del paseo de Colom
Los manteros ocupan ya parte del paseo de Colom

SIN PROTECCIÓN

Los comerciantes de la plaza del Portal de la Pau han hecho un comunicado en el que aseguran que pese a que en numerosas ocasiones “les hemos pedido protección frente al acoso y la competencia desleal del top manta, el Ayuntamiento sistemáticamente se ha negado a poner los medios necesarios para solucionar el problema”.

Además, se muestran “hartos de la discriminación a la que nos somete el Ayuntamiento mientras exhibe una sólida protección de los ejes comerciales” y acusan al consistorio de haber “abandonado a su suerte o a los designios de la organización detrás del top manta las zonas comerciales donde se asientan pequeños comerciantes que viven del turismo como el Portal de la Pau, donde estamos nosotros, pero también las playas, la Avenida Joan de Borbón y otros nodos turísticos de la ciudad”.