Al menos medio millar de vecinos han cerrado a cal y canto el barrio de La Barceloneta para protestar contra las acciones incívicas con las que tienen que convivir cotidianamente.

Los manifestantes han protestado este sábado por la tarde contra todo lo que les preocupa y achacan al Ayuntamiento de Barcelona, del que se consideran huérfanos: inseguridad, suciedad, violencia, peleas, drogas, gentrificación, broncas nocturnas y, en general, el incivismo que se vive en sus calles a causa de la presión turística.

“Vamos a defender nuestro barrio cueste lo que cueste”, han dicho los vecinos, cansados de un estado de las cosas que no hace más que empeorar día a día, año tras año. “El barrio está degradado, como si no hubiera un mañana, cuando la realidad es que nosotros siempre hemos estado aquí y queremos seguir estando. Pretendemos vivir con dignidad, y parece que nuestro Ayuntamiento no se entera”, ha comentado a Metrópoli Abierta uno de los vecinos airados.

El pasado jueves ya se produjo una manifestación espontánea, a la que acudieron decenas de vecinos. Esta vez han sido medio millar los que prácticamente han cerrado el barrio a la circulación, lo cual ha llegado a provocar momentos de bronca, en los que se ha llegado a soltar algún puñetazo.

INTERCAMBIO DE GOLPES

Se han producido dos o tres enfrentamientos entre algunos de los manifestantes y turistas, la mayoría de los cuales se desplazaba en bicicleta y quería seguir su paso a pesar del bloqueo de las calles, en especial en Joan de Borbó. Allí ha habido sus más y sus menos entre manifestantes y guiris. Algunos de ellos se han envalentonado sin conocer lo que ocurría… y sin saber cómo se las gastas los vecinos de La Barceloneta cuando se enfadan.

Barceloenta 5
Los vecinos han tomado la avenida Joan de Borbó / HUGO FERNÁNDEZ

En un momento dado, ha habido un intercambio de golpes y un (aparente) turista que pedaleaba en una máquina de Bicing ha sido agarrado por el cuello para hacerle entender que la calle estaba cerrada y que no podía transitar como pretendía. Afortunadamente, la cosa no ha ido a mayores y la mayoría ha conseguido que las aguas volviesen a su cauce. El ciclista ha sido 'retirado' por la Guardia Urbana para que la cosa no fuese a mayores.

“La presión turística que aguantamos es insoportable”, ha confesado un vecino. “No sólo es el vandalismo, sino también a la suciedad que se acumula en las calles, el ruido y las broncas nocturnas. Incluso no tienen respeto con el mobiliario público. No tenemos nada contra el turismo en general, pero sí contra algunos que se están aprovechando”.

Barceloneta 4
La seguridad, una de las reivindicaciones / HUGO F.

AFECTACIÓN EN TRANSPORTE

Los vecinos afirman que en los últimos meses la situación ha empeorado y que el barrio cada vez es más inseguro. Reclaman soluciones al Ayuntamiento, como, por ejemplo, mayor presencia policial.

La manifestación ha transcurrido más o menos así: unas 500 personas se han concentrado en la plaza de La Barceloneta y, desde allí, han ido subiendo por el paseo de Joan de Borbó para cortar pacíficamente el acceso al barrio.

La intención era que, a pesar de los cortes, pudiesen seguir circulando los coches de servicios y emergencias. TMB ha confirmado que cinco líneas de autobuses se han visto afectadas por la protesta y que no podían acceder a La Barceloneta.

Barceloenta 3
Un momento de la protesta vecinal en el barrio / HUGO F.