ARCHIVADO EN:

La ola de frío que ha llegado a la península procedente del área de Groenlandia provocará un nuevo descenso de las temperaturas y la llegada de más lluvias a Barcelona.

El peor tiempo llega la tarde del viernes, aunque durante todo el día las temperaturas irán a la baja, mientras la probabilidad de lluvia irá creciendo conforme vayan pasando las horas. Además, no se puede descartar que este tipo de precipitaciones sean de carácter tormentoso e intensas, por lo que se hará necesario disponer de un paraguas a mano.

Además, hay que tener en cuenta que las temperaturas experimentarán un sensible descenso y durante las horas diurnas, sobre todo si luce el sol, los termómetros podrán subir hasta los quince grados, la temperatura descenderá bruscamente en cuanto empiece a atardecer. Por la noche, frío invernal con un descenso que rondará los cinco grados.

TIEMPO ALTERNO

Por lo que hace al fin de semana, el tiempo será variable. Las previsiones apuntan a que en la ciudad se alternarán los ratos de sol y los de lluvia. Las temperaturas se irán recuperando conforme vaya avanzando el día, pero volverán a descender en cuanto el sol de oculte.

Los meteorólogos apuntan a que el domingo el tiempo continuará siendo inestable, las temperaturas empezarán a recuperarse, aunque la posibilidad de lluvia será superior a la del sábado.

También habrá que estar atento durante los primeros días de la semana próxima ya que los últimos coletazos del frente que ha traído la inestabilidad se dejarán notar. Las temperaturas en las horas nocturnas serán bajas y durante el día, si luce el sol, no tardarán en recuperarse hasta los veinte grados.