ARCHIVADO EN:

Barcelona, que es la capital de las motocicletas en España, es también la ciudad en la que más son robadas (por delante de Málaga y Madrid).

Con un parque de más de un cuarto de millón de motos (277.000 motocicletas y ciclomotores, lo que supone el 29% del parque móvil), en Barcelona se sustraen un promedio diario de siete motos, sea por grupos organizados o por delincuentes habituales, menos de la mitad (un 40%) acaban siendo recuperadas.

El pasado año, según datos facilitados por Mossos d'Esquadra a Metrópoli Abierta, en la ciudad de Barcelona fueron hurtadas un total de 2.493 motocicletas, de las cuales fueron encontradas y recuperadas por sus dueños 1.046. Es decir, que 1.447 se 'evaporaron' y nadie sabe dónde están. Eso significa que la ciudad de las motos sólo recupera cuatro de cada 10 motos robadas.

ENTERAS, O POR PIEZAS

Una cosa cierta es que las motos más robadas son las que más se venden. Si un modelo arrasa en el mercado, su atractivo se dispara para los delincuentes, ya que tendrá mas posibilidad de venderla, sea entera o por piezas.

El pasado diciembre, los Mossos desarticularon un grupo mafioso que se dedicaba al robo de vehículos en toda la provincia. Se les incautaron 24 motocicletas y 33 coches, botín obtenido en los últimos seis meses y que pretendían vender de una u otra manera.

EL PODIO DE LAS MÁS ROBADAS

Hay una serie de modelos que últimamente se repite en la lista de motos más robadas. Las motos que más predominan en la relación de motos sustraídas siguen siendo las scooter, con la Honda SH ahora a la cabeza, ya que es el modelo más vendido en los últimos años y de las que más pueden verse circulando por Barcelona.

Tras las automáticas se sitúan las deportivas de gran cilindrada (de los 600 a los 1.000cc), por la sencilla razón de que sus piezas son muy caras y son más fáciles de vender por separado.

1) Honda SH: líder en robos año tras año, el escúter de rueda alta es el buque insignia de la marca, un superventas. En 2017 comercializó más de 6.000 unidades. El caco la roba para revenderla o para despiezarla.

    2) Yamaha T-Max: un maxiscooter que parece una moto deportiva. Con 45 CV, es rápida, poderosa y potente. Su tubo de escape suelta un ruido que embriaga a los ladrones.

    Motos en un solo carril para entrar en Barcelona / Portalmotos
    Barcelona es ciudad motera. En la imagen, concentración de Harley Davidson / Portalmotos

    3) Gama Z de Kawasaki: la primera no scooter, es una de las naked más populares del mercado. Además, tiene varias versiones: desde la pequeña Z 650 hasta la Z 1000 R

    ¿QUÉ HACER?

    Para reducir el número de motos robadas, las asociaciones de motoristas reclaman al Ayuntamiento medidas de seguridad. El pasado noviembre, después de una manifestación, el colectivo se reunió con responsables del consistorio, quienes los emplazaron a un segundo encuentro en este 2019. Una reunión que sigue sin ser convocada.

    Mientras tanto, el concejal más activo en este tema es el 'motero' Alberto Fernández Díaz, que se desplaza normalmente por la ciudad en una SH150.

    El presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento, que considera que la alcaldesa Ada Colau padece de 'motofobia', presentó el año pasado una batería de propuestas para proteger los derechos de los motociclistas en la ciudad.