Los ciudadanos de Barcelona defienden que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, se decante por un acuerdo con Pablo Iglesias, de Podemos, y Gabriel Rufián, líder de facto de ERC en el Congreso, para formar Gobierno. El 37,8 por ciento de los barceloneses consideran que tras los resultados de las elecciones generales del pasado 28 de abril, ese es el pacto más adecuado para asegurar la estabilidad del Gobierno de España.

Este es uno de los resultados de la encuesta realizada por Time Consultans para Crónica Global. Además, los ciudadanos de la capital catalana muestran una notable satisfacción por los resultados de las elecciones generales. Según los datos del sondeo, el 12,5 por ciento de los barceloneses están muy satisfechos con la victoria de Sánchez, pero también por el hecho de que no se haya producido una mayoría absoluta, lo que obliga a los diputados a negociar la formación de un gobierno.

A este porcentaje hay que unir el del 42,5 por ciento que se siente satisfecho por el resultado, por lo que la mayoría absoluta de los barceloneses ha visto con buenos ojos la victoria del PSOE. Menos del 16 por ciento se declara poco o nada satisfecho con los resultados electorales.

PARTIDOS MÁS VOTADOS

El hecho de que ERC y PSC hayan sido los partidos más votados en Cataluña es una de las razones que explican los resultados de esta encuesta. Por ello, los ciudadanos consideran que una aproximación entre ambas fuerzas puede ser beneficioso para la gobernabilidad del estado. Y también para relajar la tensión existente entre el gobierno central y el de la Generalitat,

OTROS CAMINOS

Respecto a las posibilidades de que Pedro Sánchez se decante por otros caminos para poder formar gobierno, la segunda que más partidarios tiene entre los ciudadanos de Barcelona es la de que se apoye en los partidos nacionalistas y Podemos. En este caso se incorporarían al posible acuerdo el PNV, Junts per Catalunya e incluso Bildu.

Peor se ve la opción de que el PSOE se decante por acercase a Ciudadanos, una posibilidad que en estos momentos parece completamente descartada por ambas partes. Desde Barcelona, este tipo de acuerdo tan solo es apoyado por el 12,1 por ciento de los ciudadanos.

Tampoco gusta la posibilidad de que Pedro Sánchez opte por gobernar en solitario e ir negociando acuerdos puntuales con los partidos con representación parlamentaria. Esta opción apenas es apoyada por el 11,1 por ciento de los ciudadanos.

Curiosamente, la posibilidad que menos apoyos obtiene entre los barceloneses es la de que Sánchez se apoye solamente en Pablo Iglesias, una solución que tan solo agrada al 4,6 por ciento de los ciudadanos de Barcelona.