De autobús urbano a discobus. De transportar personas de camino al trabajo, a la escuela, al médico o a la compra, a ser un lugar para fiestas de todo tipo, desde cumpleaños a despedidas de soltero. Es la nueva vida de algunos autobuses que tras formar parte de la flota de TMB han pasado a mejor vida, en el buen sentido de la palabra, y ahora están todo el día de fiesta.

La empresa Fiesta sobre Ruedas adquirió en su tiempo dos autobuses de los que TMB optó por desprenderse para modernizar su flota. Una vez comprados, la empresa les hizo una completa remodelación interior. Adiós a los asientos tradicionales, no así a las barras de sujeción de pasajeros, y hola a cómodos sofás, mesas, televisiones, neveras y todo cuanto hace falta para que los 'nuevos' usuarios disfruten de un cómodo viaje y de una divertida fiesta.

Interior modificado del discobus, con las barras del bus urbano intactas
Interior modificado del discobus, con las barras del bus urbano intactas

Por contra, el aspecto exterior apenas ha variado. Se han quitado todas las referencias a TMB, pero se han mantenido las tres puertas, de acceso y salida, se han repintado y se han colocado los logotipos de la empresa. Viéndolos circular por la calle, uno puede de entrada confundirse, aunque pronto se perciben las diferencias sustanciales con la flota de TMB.

NUEVA VIDA

La nueva vida de estos autobuses es bastante menos estresante que la anterior. Si en TMB iban de un lado a otro llenos de pasajeros, con constantes paradas, subidas y bajadas, ahora viajan menos tiempo, aunque cuando lo hacen en su interior el ambiente es muy diferente.

La remodelación de los autobuses ha sido completa y, por ello, han tenido que someterse al proceso para superar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) correspondiente, que, en el caso de la empresa Fiesta sobre Ruedas, han superado.

COMODIDADES

El autobús remodelado puede acoger en su interior hasta 60 pasajeros en cómodos sofás, con un ambiente de luces de colores, pantallas de televisión y el tipo de música elegida por los usuarios del servicio. Sin duda, un ambiente muy diferente al que ofrecían estos mismos vehículos cuando daban servicio en la rutas de los buses urbanos de TMB.

El bus se puede alquilar para fiestas infantiles, de cumpleaños, despedidas de soltero, o para desplazarse por la ciudad de local en local.

MEJOR CONSERVADOS

Se de la circunstancia de que la conservación de estos autobuses a lo largo de su vida útil en TMB fue bastante mejor que la que tienen en la actualidad los que forman la flota municipal. De hecho, en los últimos tiempos los sindicatos de la empresa se han quejado en repetidas ocasiones del escaso mantenimiento al que son sometidos, por lo que sufren más averías y tienen una vida menos duradera que los de etapas anteriores.

El envejecimiento de los buses de TMB, con unos 3.000 conductores en plantilla, se hizo muy evidente con el inicio de la crisis económica y la puesta en marcha de planes de ahorro por parte de la empresa que repercutieron en la renovación de la flota. Así lo reconoce TMB, que dice que "en determinados años TMB no tuvo recursos para inversiones en la redes de metro y autobuses, para renovar activos amortizados". El año de menor inversión fue 2014, con 19.412 millones, la gran mayoría en la red de metro.