ARCHIVADO EN:

Nuevos datos sobre el proyectil que ha obligado a desalojar la playa de Sant Sebastià de Barcelona este domingo por la mañana. Se trataría de un proyectil aéreo probablemente procedente de la Guerra Civil. Mide 1,10 metros de alto y 80 centímetros de diámetro, y se ubica a 25 metros –aproximadamente– de la orilla y tres metros de profundidad.

Así lo ha explicado el teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, que ha especificado que "es potencialmente peligroso manipularlo". De hecho, fuentes cercanas a la Guardia Urbana han explicado a Metrópoli Abierta que, en caso de explotar, hubiese alcanzado hasta un kilómetro a la redonda.

ARTIFICIEROS DE LA ARMADA

Es por eso que los artificieros de la armada explosionarán el lunes el proyectil. En estos momentos se encuentras viajando desde Cartagena (Murcia) para llevar a cabo su cometido. Hasta entonces, la playa –que ha sido rápidamente desalojada– se mantendrá cerrada al público. Según ha contado la Guardia Civil, la desactivación se producirá en alta mar.

La bomba de la Guerra Civil localizada en aguas de la Barceloneta / GUARDIA CIVIL

Una imagen del proyectil hallado en la playa de Sant Sebastià

El artefacto ha sido descubierto este domingo casualmente por un agente del Grupo Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil mientras se bañaba en la playa. Tras el hallazgo no han dudado en actuar de forma preventiva. Batlle ha subrayado "la coordinación perfecta" entre la Guardia Civil, la Gub, los Mossos d'Esquadra y la policía portuaria.

Por el momento, no han encontrado ningún otro artefacto en la zona. "Nos ha informado la Guardia Civil es habitual que se encuentren este tipo de elementos", ha tranquilizado el teniente de alcalde en la rueda de prensa junto a la teniente de alcalde de Derechos Sociales y Feminismos, Laura Pérez.