ARCHIVADO EN:

Arrels Fundació, una entidad que trabaja en la atención de las personas sin techo en Barcelona, ha reclamado este viernes impulsar más políticas sociales y de vivienda en la ciudad para intentar conseguir que nadie duerma en las calles. En concreto, la fundación pide más pisos de alquiler asequible y abrir la Mesa de Ermergencias Sociales a las personas sin techo para que éstas puedan optar a un piso de alquiler social.

En un comunicado, la entidad recuerda que actualmente en Barcelona hay 1.026 personas que duermen en las calles de la ciudad, otras 2.006 son atendidas en albergues o equipamientos públicos o privados y 400 más --algunas de ellas menores de edad-- pernoctan en asentamientos irregulares diseminados por la capital catalana. Arrels reconoce que la la problemática es "compleja", pero no imposible de abordar.

PRECIO ASEQUIBLE

Así, Arrels propone abrir la Mesa de Emergencias Sociales de Barcelona a las personas que viven en la calle, ya que actualmente este órgano impide acceder a una vivienda de alquiler social a la personas sin techo, afirma. También pone sobre la mesa la necesidad de impulsar viviendas de alquiler a precios asequibles en la ciudad y facilitar que el colectivo de los sin techo "pueda optar a pisos de protección oficial en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía". En opinión de Arrels no se puede condicionar el acceso a la vivienda pública a la falta de recursos económicos o el estado de salud. 

La entidad considera que el Ayuntamiento de Barcelona tiene que impulsar la apertura de espacios pequeños por toda la ciudad que sirvan para crear vínculos con las personas sin techo y saber qué necesitan. "La vivienda a precio asequible es la solución definitiva al sinhogarismo, pero mientras no llega, hay que actuar a corto plazo", dice la ONG.

Arrels ha emitido un comunicado a raiz de la acampada de personas sin techo en la plaza de Catalunya. Desde hace unos dos meses, unas 50 personas sin techo reclaman una mejor atención social y acceso a una vivienda, entre otras reivindicaciones. Según Arrels, algunas de las personas que están acampadas han sido atendidas por la entidad, "pero a la gran mayoría no las conocemos", dice el comunicado.

CIUDAD DE ORIGEN

La organización pide que las personas sin techo sean atendidas en su ciudad de origen, con el apoyo de la Generalitat. "Desplazarse a un municipio mas grande para pedir ayuda no soluciona el problema y desarraiga más a la persona".

Según Arrels, la acampada de la plaza de Catalunya, que el PP ha pedido desalojar y a la que el gobierno de Ada Colau no ha dado una respuesta social, pone sobre la mesa dos aspectos que acompañan a las personas sin techo: la invisibilidad y la vulneración de derechos.   

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.