Aigües de Barcelona ha decidido perdonar la deuda que han generado las familias en situación de vulnerabilidad, que no pueden hacer frente a los gastos que genera el consumo de agua. Además, esa deuda se perdona incluso si ha sido generada antes de que los servicios sociales hayan declarado su situación de vulnerabilidad.

La condonación de la deuda se hace sobre el concepto de Suministro de Agua, la parte de la factura que corresponde a la compañía. Esta condonación no es impedimento para que los afectados puedan seguir recibiendo las ayudas del Fondo de Solidaridad de Aigües de Barcelona, que ya ha bonificado a 24.000 famílias.

SERVICIO GARANTIZADO

Esta iniciativa se une a las que la empresa ha venido poniendo en marcha desde hace algunos años para ayudar a las familias que tiene dificultades económicas para afrontar el día a día. Entre ellos, la firma de un convenio con 22 municipios del área metropolitana de Barcelona para afrontar la emergencia en el ámbito de la pobreza energética y garantizar el suministro de agua a quien no lo puede pagar por falta de recurso económicos.

Otra medida, puesta en marcha desde el 1 de enero de 2014, es la aplicación de la Tarifa Social, que reduce en un 25 % el importe del servicio de agua sobre la tarifa doméstica. Su puede acoger a ella personas en el paro, jubilados, viudas, que perciban una pensión minina contributiva por incapacidad permanente, perceptores del fondo de la prestación económica de la renta mínima de inserción o perceptores del fondo de la Ley de Integración Social del Minusválido, entre otros.