ARCHIVADO EN:

La crisis de seguridad que sufre Barcelona ha provocado numerosas afectaciones en diversos servicios. Los trabajadores del Gòtic viven con una constante ansiedad por lo que pueda pasar, debido al aumento de delincuentes en los últimos meses. Ahora, empresas de paquetería como Amazon, MRW o Seur también han visto afectada su actividad laboral por la inseguridad de la ciudad. 

ROBOS A REPARTIDORES

Tal como ha adelantado Crónica Global, la empresa de comercio electrónico y los dos grupos de reparto y paquetería se han retirado de algunas zonas de la ciudad. Han dejado de operar en la zona del Besòs que toca con Sant Adrià, una de las más inseguras por haber sufrido reiterados robos a repartidores durante este verano.

Los vecinos que piden a través de estas tres compañías, durante un tiempo, deberán prescindir de sus servicios o ir a recoger los paquetes a las sedes de las empresas en Poblenou. Fuentes cercanas a la operativa de las tres compañías han explicado al medio que los repartidores tienen miedo de ir a esa zona por la inseguridad que les genera. 

NEGATIVAS POR PARTE DE LOS DEPARTAMENTOS DE COMUNICACIÓN

Tanto Amazon ha llamado a este medio para desmentir la información. La multinacional con sede en el Prat de Llobregat ha especificado que “continúa operando con total normalidad en el área del Bèsos y en toda la ciudad de Barcelona. La seguridad es siempre nuestra principal prioridad, y continuaremos cooperando con las autoridades locales para garantizar la seguridad de los conductores que realizan entregas de paquetes"; mientras que Seur ha asegurado a Crónica Global que "la compañía quiere desmentir la información. Seur continúa con su actividad de reparto habitual en toda Barcelona y Cataluña prestando servicio a sus clientes tal y como lo venía haciendo hasta ahora".

UNA ZONA OLVIDADA POR PARTE DE LAS ADMINISTRACIONES

La zona del Besòs vive uno de sus peores momentos. Los vecinos se reúnen cada noche para organizar caceroladas multitudinarias en contra de la inseguridad. Exigen a las administraciones ayuda para afrontar la situación. Tal como explicaron algunos de los residentes de la zona a Metrópoli Abierta, "cada día hay más delincuencia, hurtos y acoso hacia los menores y los ancianos. Lo único que queremos es poder bajar al barrio con la seguridad de que no pasará nada, queremos vivir sin miedo, como siempre hemos hecho".