ARCHIVADO EN:

Barcelona tendrá antes del verano una nueva plataforma vecinal. El Gremi de Restauració impulsa la creación de nueva asociación que sea una alternativa a la Federación de Asociaciones de Vecinos y Vecinas de Barcelona (FAVB). El origen que ha motivado la aparición de una nueva organización es el conflicto por la Ordenanza de terrazas vivido en la ciudad los últimos tres años. En sus inicios, la norma planteaba una reducción de mesas y sillas de muchos bares y restauranteS, lo que ponía en jaque estos negocios.

La FAVB fue una de las entidades que defendía la supresión de terrazas. En opinión del director general de Gremi, Roger Pallarols, el conflicto puso sobre la mesa la existencia de puntos de vista distintos sobre el modelo de ciudad, "una, la de decrecimiento económico de la FAVB, y otra, la que defiende que las terrazas son riqueza para la ciudad y puestos de trabajo". Las fricciones, lejos de apaciguarse, han ido en aumento y cuando los restauradores firmaron un acuerdo con el gobierno de Ada Colau sobre las terrazas, la FAVB se posicionó en contra y dijo que el Ayuntamiento había claudicado a las demandas del Gremi.

CONTRA EL PROVINCIANISMO

La nueva plataforma se llamará Nosaltres, Barcelona y busca favorecer el debate público para dar una nueva visión de Barcelona y "romper el falso monopolio que la FAVB se ha atribuido en la representación vecinal", opina Pallarols. La citada asociación se presentará oficialmente dentro de unas semanas. Según el director general del Gremi, las personas que la encabezarán tienen ideologías distintas, pero comparten "que no quieren que Barcelona sea una ciudad provinciana sino una capital del mundo". Nosaltres, Barcelona no se convertirá en un partido político "ni se presentará a las elecciones municipales", pero intentará influir en los partidos. La financiación será privada.

Según Pallarols, el proceso de inscripción a la plataforma se iniciará una vez se haya presentado en sociedad --ahora mismo se está redactando el manifiesto fundacional--, y podría acabar teniendo un peso importante dentro de la sociedad barcelonesa. El director general del Gremi cree que muchas personas no se sienten representadas por la FAVB, cuyo discurso está condicionado por las subvenciones, y tienen visiones de la ciudad muy distintas a las que sostiene la entidad vecinal. Desde el Gremi se defiende una Barcelona abierta y creadora de riqueza. Pallarols recuerda que más de 18.000 personas firmaron en apoyo al Gremi para reformar la Ordenanza de terrazas propuesta por el consistorio.