La ciudad de Long Beach, en el sur de California, ha abierto un nuevo centro temporal para menores extranjeros no acompañados (MENA) ante el fuerte incremento de niños y adolescentes que llegan al país sin la compañía de un adulto. 

Las autoridades han detallado que las instalaciones podrán albergar hasta 1.000 menores. Estas han instalado decenas de camas, áreas de juegos y de recreación para dar cobijo a los menores que lleguen a la zona. Según fuentes locales, albergará a niñas de hasta 17 años y niños de hasta 12. 

SITUACIÓN PREOCUPANTE

La intención del nuevo albergue es que los menores permanezcan en las instalaciones hasta que sean entregados a sus padres, familiares o tutores, en un lapso de por lo menos una semana.

La creación de instalaciones se produce en un contexto de preocupante situación. El Gobierno estadounidense tiene bajo su custodia a más de 20.000 menores migrantes no acompañados, según indican datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza y del Departamento de Salud y Servicios Humanos, recogidos por Russia Today

PAÍSES EN MOMENTOS COMPLICADOS

El crecimiento de este suceso se produce por la complicada situación que atraviesan algunos países de la región por causa de la pandemia

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.