En 2016, Ada Colau mostró públicamente su rechazo a la presencia del Ejército en el Saló del Enseyament. Colau dijo que no quería al Ejército e incluso en febrero de 2016, el Ayuntamiento de Barcelona aprobó una declaración institucional por un salón "libre de armas. 

Pese a ello, las Fuerzas Armadas no han faltado jamás en la tradicional cita de Barcelona -en la que los familias y jóvenes tienen a su disposición una amplia información académica y profesional-, y este año no será una excepción.

PROTESTAS DOS AÑOS

La visita del Ejército en 2017 y 2018 se saldó en ambos casos con protestas. Si bien hace dos años, la crítica fue pacífica, el año pasado la manifestación fue algo más violenta. Estuvo protagonizada por Arran y su rama universitaria, el sindicato estudiantil SEPC, recuerda Crónica Global.

En esta edición, los soldados tampoco faltarán en el Saló del Ensenyament, que se celebrará del 20 al 24 de marzo en Fira de Barcelona. Fuentes del recinto han confirmado a Europa Press que el Ejército ha alquilado los mismos 90 metros cuadrados que en anteriores salones.

La ministra de Defensa, Margarita Robles aseguró también que “sin duda” las Fuerzas Armadas iban a ocupar un estand en Fira Barcelona y pidió que ninguna fuerza política hiciera un “uso partidista” de ello.