La brecha socioeconómica de Barcelona empieza a dar sus primeros pasos en las escuelas. Unas diferencias existentes en los diez distritos de la capital catalana que acaban condicionando el éxito o fracaso educativo de la ciudad. Esa sería la principal conclusión sustraída del primer informe de Oportunidades Educativas en la infancia y la adolescencia del Ayuntamiento de Barcelona, según el cual, distritos con más desigualdades como son Ciutat Vella y Sarrià o Les Corts escenifican la cara y la cruz de un sistema educativo desequilibrado.

El pionero estudio, elaborado por el Instituto Infancia y Adolescencia a instancias del consistorio, constata que el 22% de los alumnos escolarizados en Ciutat Vella no supera la prueba de 6º de Primaria mientras que el porcentaje en Les Corts apenas es del 5,4%. Pero en el caso de las pruebas de 4º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), la brecha es aun más evidente: se pasa del 4,5% de alumnos de Sarrià-Sant Gervasi que no la aprueba al 35,5% registrado en el distrito de Ciutat Vella. Diferencias que a la suma dependen del barrio en el que viven las familias y, concretamente, los niños.

Asimismo, en el distrito de Ciutat Vella se registra la tasa más baja de niños de 0 a 2 años que acuden a un centro educativo. En concreto, solo el 26,7% está escolarizado frente al 58,5% de los niños que viven en Les Corts. Dos polos opuestos en una misma ciudad que, a su vez, representan la brecha salarial que implícitamente existe en Barcelona. Según datos del Ayuntamiento de 2015, la renta familiar disponible per càpita en Ciutat Vella era de 16.907 euros frente a los 27.358 euros de renta familiar disponible en Les Corts o los 37.168 euros en Sarrià-Sant Gervasi.

mapa escolarizacion primaria

La cuestión es que “hay determinantes sociales de cada niño que acaban condicionando el éxito educativo de la ciudad”, tal y como ha sostenido este miércoles la teniente de alcalde de derechos sociales, Laia Ortiz. Determinantes como los criterios de acceso establecidos o los precios de las guarderías que este año el consistorio ha querido paliar estableciendo tarifas en función de la renta. Por su parte, la directora del instituto que ha realizado el informe, Maria Truñó, ha destacado que “en Barcelona, los niños crecen en entornos muy diferentes y la educación debería ayudar a corregir esas desigualdades". 

LA ESCOLARIZACIÓN EN GENERAL, MEJORA

Con todo, el estudio constata que Barcelona ha registrado una notable mejora en los últimos diez años. En concreto, se ha pasado de un 32,9% de niños de 0 y los 2 años escolarizados en educación infantil en 2006 al 42,5% registrado el año pasado. Tal y como sostiene el informe público, el aumento de niños matriculados lo ha asumido la red de escuelas públicas tras incrementar el número de guarderías hasta las 98 actuales. Nuevos centros que han conseguido cubrir la demanda de plazas principalmente en Nou Barris (79%), Horta Guinardó (77%) y Ciutat Vella (71%).

En cuanto a la etapa educativa dirigida a niños con edades comprendidas entre los 3 y los 16 años, el informe señala que se está revirtiendo el equilibrio entre matrículas en escuelas públicas y concertadas. Las primeras escolarizan el 45% de los alumnos de infantil de segundo ciclo, el 42% de educación primaria y el 36% de educación secundaria obligatoria. Con todo, hay notables diferencias entre distritos. Así, en Sant Martí, el 60% de los alumnos de 3 a 16 años están escolarizados en escuelas públicas mientras que en Sarrià- Sant Gervasi, representan el 13,5%. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.