Christopher Pommerening apuesta por el aprendizaje por experiencias. El inversor, cofundador de Active Ventura Partners, apuesta por la capital catalana y abre un centro pionero en educación.

La escuela, de 1.200 metros cuadrados de superficie, está ubicada en la calle Enric Granados y cuenta con 70 alumnos. El centro estaba en fase de pruebas desde el pasado mes de septiembre y tiene como misión capacitar a los estudiantes a través de 25 nuevas metodologías que van más allá del modelo basado en memorizar conceptos, según informa Expansión.

La escuela, pionera en educación, cuenta con quince áreas diferenciadas, entre las que incluyen un estudio de grabación y producción audiovisual, una zona de design thinking y un laboratorio con impresoras 3D.

RESPALDO DE EMPRESARIOS

El proyecto cuenta con el apoyo empresarial de 40 compañías como el cocinero catalán Ferran Adrià o el consejero delegado de la GSMA, John Hoffman. Los estudios del centro Learnlife no están oficialmente reglados, pero cuentan con el respaldo de una universidad de Michigan, que convalida los títulos de los alumnos.

El inversor tiene previsto ampliar la red de centros de la compañía durante la próxima década con cien escuelas de aprendizaje en todo el mundo.