ARCHIVADO EN:

Los pisos turísticos de Barcelona, en el punto de mira de los okupas. Desde el final del confinamiento este tipo de inmuebles se ha convertido en uno de los objetivos principales de las mafias de la okupación en la capital catalana. Las secuelas de la pandemia han hecho que el turismo se desplome y que todas estas propiedades queden vacías, a la merced de las tramas mafiosas. 

El propietario de la empresa Desokupa, especializada en desalojo de inmuebles y líder en el sector de la desokupación, Daniel Esteve, ha confirmado a Metrópoli Abierta que "ha habido un aumento de casos de okupación en Barcelona", sobre todo en el sector turístico. 

El dueño de Desokupa, Daniel Esteve, en una imagen de archivo / ARCHIVO
El dueño de Desokupa, Daniel Esteve, en una imagen de archivo / ARCHIVO

SE DISPARAN LAS OKUPACIONES TRAS EL CONFINAMIENTO

Esteve apunta que las mafias de la ocupación ilegal han encontrado una vía de escape en este tipo de apartamentos. El empresario explica que los delincuentes aprovechan que la mayoría de estos inmuebles están vacíos, porque no se han podido llenar de extranjeros, siendo mucho más fácil su entrada.

El jefe de Desokupa confirma a este medio que sus contrataciones se han disparado "cerca del 600% desde después del confinamiento" y que ha incrementado considerablemente el número de clientes con propiedades turísticas. "El otro día recuperamos un edificio turístico de la avenida del Paral·lel en el que una mafia okupó siete pisos. Los okupas les dijeron a los propietarios que si no les daban 10.000 euros reventaban los apartamentos", relata Esteve a este medio. 

CASOS COMPLEJOS

No solo lidian con tramas mafiosas. Desokupa ha visto cómo se ha ido degenerando la situación en la ciudad condal y cómo cada vez se les presentan casos más complejos: "esta semana tenemos tres casos de menas con tráfico de drogas, apuñalamientos, etc", asegura el jefe.

La empresa especializada en el desalojo de pisos okupados tiene más trabajo que nunca. Su dueño vaticina que muchos vecinos de Barcelona van a llegar de vacaciones y van a llevarse una decepción: "por las llamadas que estamos recibiendo estos días, estoy completamente seguro de que la gente que va a volver de vacaciones y se va a encontrar con sus pisos okupados". Un pronóstico que ya se comienza a notar, como en el edificio del Guinardó que ha sufrido una oleada de okupaciones en menos de dos semanas. 

Edificio del Guinardó que ha sufrido dos okupaciones en las últimas semanas / V.M.
Edificio del Guinardó que ha sufrido dos okupaciones en las últimas semanas / V.M. 

UNA MAYOR ACTUACIÓN EN BARCELONA

Con 95 personas en plantilla, Desokupa da servicio en toda España, pero principalmente actúa en Barcelona y Madrid, las dos ciudades con más casos de okupación. Describe que reciben entre 4.000 y 8.000 visitas diarias en su página web y explica que la empresa tiene cinco líneas de teléfono que están colapsadas las 24 horas del día. Por ello, el equipo de desalojo de pisos okupados mantiene reuniones constantes con los cuerpos de seguridad de la ciudad. 

El aumento de casos de ocupación ilegal en inmuebles ha hecho que su trabajo en Barcelona incremente considerablemente: "En Barcelona actuamos todas las semanas 20 veces mínimo. Una semana floja entre 20 y 30 casos, una buena 65 pisos", confirma. A pesar de que su empresa crece a diario y cada vez es más conocida, el propietario se muestra preocupado por el sector: "Están saliendo más empresas como nosotros, pero no cuentan con nuestros conocimientos, ni nuestros recursos, por lo que su trabajo es una chapuza". 

INTRUSISMO LABORAL

El propietario de Desokupa también vaticina otra consecuencia negativa tras la pandemia del Covid-19: "Al cerrarse el ocio nocturno en Barcelona, muchos porteros de discoteca se van a meter en este sector y van a acabar en la cárcel. No solo es importante tener un físico, hay que saber de leyes para trabajar en esto".

A pesar de la problemática que azota a algunos barrios de la ciudad condal, el Ayuntamiento de Barcelona se mantiene pasivo. El pasado 15 de julio Barcelona pel Canvi propuso instar al gobierno municipal a adoptar un posicionamiento claro y contundente contra la ocupación ilegal de inmuebles. El partido de Manuel Valls también planteó elaborar un plan integral de prevención de la okupación y de soporte a los propietarios y vecinos afectados.

PASIVIDAD DEL AYUNTAMIENTO

Esquerra Republicana se mostró en contra de la propuesta. Sus portavoces defendieron que existían "ocupaciones reivindicativas" y que por ello no podía haber un único posicionamiento en torno a la ocupación ilegal. Por su parte el teniente de alcalde en materia de Seguridad del consistorio barcelonés, Albert Batlle, suscribió la intervención de ERC y afirmó que el debate no es importante en estos momentos.

En el gobierno municipal también hay otras figuras que apoyan la ocupación ilegal como Janet Sanz, que se posicionó a favor de la ocupación de la casa Buenos Aires de Vallvidrera, pese a que tiene una orden judicial vigente de desalojo.

Una imagen de una de las casas okupas en el barrio de Horta / GIOVANNA VALLS
Una imagen de una de las casas okupas en el barrio de Horta / GIOVANNA VALLS

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.