Barcelona vive una crisis de seguridad. Aunque Andreu Joan Martínez, director de los Mossos d'Esquadra, niegue esta situación, Albert Batlle, teniente de alcalde de seguridad del Ayuntamiento, ha confirmado el deprimente estado. La ciudad condal cifra 14 muertes violentas en su área metropolitana en 2019, frente a las 10 que hubo en todo 2018 y la criminalidad ha incrementado en un 9% respecto al ejercicio del año anterior. A diario se producen apuñalamientos, atracos a mano armada y robos, concretamente 635 al día, 26 por hora.

LA SOCIEDAD BUSCA SENTIRSE PROTEGIDO

Estas cifras han creado un clima de incertidumbre y temor en la sociedad barcelonesa. Los vecinos se preguntan que pueden hacer para proteger su integridad física y acuden a tiendas especializadas para hacerse con algún producto que les haga sentir más seguros.

Bonet Vergely, dueña de la armería Izquierdo, situada en la calle del Parlament, asegura a Metrópoli Abierta que en los últimos dos meses ha observado un incremento en la demanda de objetos de defensa personal: "Las personas vienen buscando algo que las proteja. Nos piden armas blancas, como navajas o cuchillos, pero les recomendamos que opten por sprays de gas pimienta en aerosol o gel, u otro tipo de productos de defensa más seguros". La dueña de la armería confirma que, en su negocio, la venta de pulverizadores se ha incrementado en un 100%, en comparación con el año anterior.

Vergely apunta que su clientela se muestra asustada: "el otro día vino una anciana pidiendo algo que la protegiese. Tras contar lo asustada que estaba por todo lo que sucede actualmente en Barcelona, acabó confesándonos que cuando baja a pasear a su perro coge un cuchillo de la cocina por lo que pueda pasar". La gerente de este establecimiento, que lleva más de 100 años en activo, asegura que no todo el gremio es tan cuidadoso: "Hay otras armerías que no protegen a sus clientes y que les venden todo tipo de armamento legal, y eso sin duda es una locura". 

 

Armería Izquierdo, en la que han notado un incremento de demanda de objetos de defensa / V.M
Armería Izquierdo, en la que han notado un incremento de demanda de objetos de defensa / V.M

 

PISTOLAS LEGALES

La venta de armas blancas es legal en España. Los que quieren obtenerlas solo necesitan ser mayores de edad para cumplir su objetivo. Fuentes de la  Cuchillería Barcelona Delta Force Shop, que han preferido mantenerse en el anonimato, reiteran el aumento de demanda de objetos de defensa: "la gente de Barcelona está asustada, nos piden objetos de defensa personal". Pero aseguran que los extranjeros son los principales consumidores de armas blancas en la ciudad condal: "La venta de armas blancas en España es muy económica, por eso los extranjeros aprovechan y compran. Su precio puede oscilar desde los 20 euros a los 200".

Aunque desde el establecimiento confirman que no hay tanta demanda de armas de fogueo como de armas blancas, mientras este medio les entrevista, una llamada de un particular pide pistolas de CO2 de aire comprimido o de balines de metal, las únicas legales en el mercado.

 

Cuchillos y navajas a la venta en la Cuchillería Barcelona Delta Force Shop / V.M
Cuchillos y navajas a la venta en la Cuchillería Barcelona Delta Force Shop / V.M

 

LA INSEGURIDAD, SINÓNIMO DE UNA MALA GESTIÓN PÚBLICA

Eugenio Zambrano, agente de la Guàrdia Urbana y secretario de Organización de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), asegura a este medio que la presencia de armas blancas y objetos de defensa en las calles es culpa de una mala gestión política: "Esta es la consecuencia de no haber sabido desarrollar políticas y un sistema de seguridad correcto". Considera preocupante que los vecinos de la ciudad tengan que salir armados para sentirse seguros es un dato muy preocupante: "Deberían haber más controles estáticos y dinámicos de seguridad para quitar las armas de fuego y las armas blancas de la calle. El problema es que el Ayuntamiento está secuestrando a un contingente de policías muy importante para abordar el narcotráfico y el top manta. Eso quita a los policías de la calle". 

Zambrano no duda en señalar un culpable: "La gente va armada porque la policía no puede intervenir. Para la Guardia Urbana, Ada Colau sigue siendo la máxima responsable de seguridad, aunque haya puesto a Batlle al frente. Este tiene que hacer frente, pero la culpa es de los comuns". El secretario sindical argumenta a este medio que contra más armas hallan en la calle, más difícil será normalizar la situación de inseguridad, "¿Cuantos muertos más se tienen que poner encima de la mesa para que se vea que es una ciudad insegura?", se pregunta. 

 

Cartel de alerta contra la inseguridad colgado en el escaparate de la armería Izquierdo / V.M
Cartel de alerta contra la inseguridad colgado en el escaparate de la armería Izquierdo / V.M

 

LEGISLACIÓN PERMISIVA

En España no hay una ley que regule la incautación de armas sin que haya un acto violento. Fuentes de los Mossos d'Esquadra confirman a Metrópoli Abierta que los agentes solo pueden incautar las armas blancas cuando el portador de estas ha cometido un atentado hacia la seguridad o un hecho violento. Sí los individuos que llevan armas no parecen peligrosos a los ojos de la sociedad, y del cuerpo policial, se les requisa el arma durante un tiempo limitado y después pueden volver a recuperarla.