El alcalde de Sant Just Desvern, Josep Perpinyà, ha renunciado este viernes al cargo debido a problemas de salud. El socialista ha explicado que su cargo "exige un alto grado de dedicación" y que, por "determinadas circunstancias" relacionadas con su estado de salud, ahora no puede estar "al cien por cien".

En un vídeo compartido en redes sociales, Perpinyà ha aclarado que está "bien" pero que se tiene que "cuidar". En este sentido, ha explicado que da un "paso al lado" por "respeto absoluto hacia la institución, la gestión pública y la política".

Perpinyà ha destacado que ha hecho política "para ayudar, avanzar y mejorar la vida de las personas", y ha agradecido a las "personas e instituciones" que le han hecho sentir cómodo durante su responsabilidad en la alcaldía.

DESDE 2004

El alcalde socialista ha ocupado el cargo desde el año 2004, y desde entonces se ha mantenido como el candidato más votado en todos los comicios municipales que se han celebrado, consiguiendo más de un 35% de votos el pasado año.

Licenciado en Historia Moderna por la UAB y con un master por ESADE en función gerencial de las administraciones pública y liderazgo de servicios públicos, su entrada en política se produjo años antes. En 1991, accedió al Ayuntamiento de Sant Just como jefe del gabinete de Alcaldía para pasar, en 1999, a ser primer teniente de alcalde.

Al margen de su dedicación en el municipio metropolitano, Perpinyà también ha sido presidente del Consell Comarcal del Baix Llobregat.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.