La Guardia Urbana arrestó este miércoles a dos personas en el barrio de Roquetes, en el distrito de Nou Barris, a las que acusa de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. 

Según ha informado el Ayuntamiento, la investigación se inició en diciembre cuando se tuvo constancia de que una familia, titular de un bar, distribuía desde el establecimiento sustancias estupefacientes. La droga que se vendía se almacenaba en dos pisos próximos.

CASI 6.000 EUROS

Los agentes entraron en los tres puntos vigilados donde intervinieron 34 dosis de hachís, preparadas para la venta, 36 gramos de hachís en barra, ocho dosis de cocaína de un gramo de peso cada una, 593 gramos de cocaína, 5.840 euros en distintos billetes y dos básculas de precisión- 

Además de los dos detenidos, a los que también se acusa de pinchar la luz del bar, la policía investiga a otras tres personas por un delito contra la salud pública.