La Guardia Urbana ha detenido el pasado miércoles a dos personas tras una presunta agresión homófoba a un joven en el metro, concretamente en la estación de plaza Espanya. Presuntamente, el agredido fue golpeado por cuatro hombres y dos mujeres por ser "demasiado gay", pudiéndo ser dos de los atacantes vigilantes de seguridad del suburbano fuera de servicio.

AGRESIÓN HOMÓFOBA

Los Mossos d'Esquadra están investigando si esta agresión, que presuntamente tuvo lugar a noche del miércoles al jueves en un pasillo de la estación, es de carácter homófobo.

Por su parte, el Observatori contra l'Homofòbia no ha podido contactar todavía con la víctima, pero ha iniciado una actuación de oficio sobre los hechos.

Desde la organización, aseguran que en caso de confirmarse que en el ataque participaran dos vigilantes, se avalaría más que nunca su petición de que "hace falta una mayor formación" en todos los ámbitos, así como que son necesarios protocolos sobre la agresión.