ARCHIVADO EN:

Los Mossos d'Esquadra han desmantelado un punto de venta de drogas en la calle Aribau del distrito del Eixample, deteniendo a un hombre de 26 años y nacionalidad brasileña y a su mujer por presunto tráfico de drogas.

El arrestado utilizaba un patinete para moverse por Barcelona y trasladar la droga por la ciudad, que posteriormente distribuía en el piso desmantelado por el cuerpo policial autonómico.

A PEQUEÑA ESCALA

La investigación se inició meses atrás después de constatar que se estaba distribuyendo droga a pequeña escala desde la vivienda.

Tras la realización de múltiples vigilancias y seguimientos, los Mossos consiguieron decomisar cocaína y pastillas de éxtasis a algunas personas que salían del domicilio.

EN PATINETE

Los agentes observaron que el detenido realizaba los desplazamientos de una manera ciertamente particular: en patinete eléctrico. De esta manera, el narcotraficante evitaba trasladar grandes cantidades de droga, por lo que en caso de ser descubierto no hubiera sido detenido por un delito contra la salud pública.

DROGA INTERVENIDA

Los investigadores realizaron una entrada judicial en la vivienda, en el que la pareja vivía con sus dos hijos menores de edad, e intervinieron numerosas dosis de cocaína, anfetamina, unas 400 pastillas de éxtasis y un centenar de pastillas de estimulación sexual.

En total, la droga intervenida asciende a 55.000 euros, a lo que hay que añadir tres patinetes y más de 10.000 euros en metálico.