ARCHIVADO EN:

El 17 de diciembre de 2002, un hombre de nacionalidad albanesa disparó contra dos empleados de seguridad del centro comercial Maremàgnum de Barcelona. Uno de los vigilantes resultó herido de gravedad y tuvo que ser operado del abdomen.

El motivo de los disparos fue que el albanés y un amigo suyo fueron expulsados del recinto porque se comportaban violentamente. Poco después, el hombre volvió con un arma, y sin mediar palabra, disparó contra los vigilantes.

IDENTIDADES FALSAS

Ahora, casi 17 años después, el agresor ha sido arrestado por la Policía Nacional en Viladecans cuando se dirigía a una fiesta familiar. A lo largo de todo este tiempo, el hombre ha utilizado diversas identidades falsas para huir de la Justicia.

Tras el ataque a los vigilantes, esta persona huyó a Italia. Sobre él pesaba una orden europea de detención por dos tentativas de homicidio, tenencia ilícita de armas y lesiones.

TRÁFICO DE DROGAS

Según la Policía Nacional, a lo largo de estos años en que ha estado huido se ha dedicado al tráfico de drogas. Formaba parte de una banda albanesa que operaba desde Barcelona.