Susto en la plaza de Francesc Macià. En el número 10. Este jueves se ha desplomado un ventanal de un emblemático edificio de Barcelona y el incidente ha causado dos heridos leves, que han sido atendidos por el Servicio de Emergencias Médicas (SEM).

En el lugar de los hechos, un agente de la Guardia Urbana ha informado a Metrópoli Abierta de que el accidente podía haber sido mucho más grave. Una cristalera del primer nivel ha explotado. Afortunadamente, una repisa de grandes dimensiones ha amortiguado la ruptura de los cristales, que han impactado en dos personas.

Una imagen del edificio de Francesc Macià / MA

Cristales por el suelo después de que pasara la brigada de limpieza / MA

“Los bomberos nos han informado de que no es la primera vez que se produce una rotura de cristales en este edificio”, ha explicado el agente de la Urbana.

Fuentes de la empresa señalan a este medio que "se ha roto un cristal templado de seguridad", algo que, según las mismas fuentes, "es muy habitual" que pase en todos los edificios. Entre las causas, apuntan a un posible sobrecalentamiento del vidrio debido a las altas temperaturas del verano. 

ARQUITECTO SUIZO

El edificio fue originalmente construido por el arquitecto suizo Marc-Joseph Saugey en los años 60. El complejo fue diseñado conjuntamente por el estudio MK27 y José Caireta, cofundador de Squircle Capital, una firma internacional de inversiones.

Muchos barceloneses conocen el edificio por ser la antigua sede de Winterthur. Los pisos más económicos costaban seis millones de euros hace cuatro años. Algunos, con jardín interior, superaban los 12 millones de euros en plena crisis inmobiliario.

Los bomberos han acordonado la zona para evitar cortes entre los transeúntes que paseaban por la Diagonal. El edificio colindante es el del Grupo Godó, propietario de La Vanguardia, Rac-1 y Mundo Deportivo.