ARCHIVADO EN:

Descontrol en el club Carpe Diem de Barcelona. Los fines de semana, la sala perteneciente al grupo iKibana monta fiestas sin aforo dirigida al público joven. Han alertado de ello a Metrópoli Abierta fuentes del sector del ocio nocturno barcelonés. La competencia ve cómo algunos clubs se saltan todas las restricciones que otros bares cumplen a rajatabla. En un vídeo al que ha tenido acceso este medio, se aprecia cómo decenas de personas beben y bailan sin guardar la distancia de seguridad, sin mascarillas y sin cumplir la regla de un máximo de cuatro personas por mesa. 

 

Estas fiestas tienen lugar los fines de semana por la tarde. Se han convertido en un reclamo para los jóvenes, que adelantan su horario de fiesta para adaptarse al toque de queda decretado por las autoridades. 

NUBA, OTRA FIESTA SIN CONTROL

Carpe Diem no es la única sala que organiza fiestas de este tipo. Según las mismas fuentes, otros clubs como Nuba, perteneciente al grupo Costa Este, hacen lo propio cada viernes y sábado. Uno de los asistentes explica a Metrópoli Abierta cómo son estas fiestas: "Nuba es uno de los pocos sitios donde está permitido bailar, como si fuera una discoteca pero con la única diferencia que la fiesta es durante el día". ¿Hay algún tipo de medida para frenar un posible contagio? "Sí, pero son mínimas. Los camareros hacen la vista gorda. Puedes reservar una mesa solo para cuatro, pero luego una vez dentro puedes hacer lo que quieras. Puedes moverte sin control por la sala y relacionarte con todo el mundo. Es uno de los pocos sitios donde puedes bailar en estos tiempos", añade. En el siguiente vídeo, grabado en octubre, se puede apreciar cómo es una de estas fiestas en la sala Nuba.


Fiesta en la sala Nuba en octubre / MA

 

Fiesta en la sala Nuba en octubre

En Opium, también del grupo Costa Este, se han celebrado eventos similares. Menos gente de la habitual, pero con la pista de baile habilitada, tal y como se puede apreciar en las siguientes imágenes:

 

El boca a boca se ha expandido entre los jóvenes barceloneses, que acuden en masa a clubs como Nuba, Opium o Carpe Diem cada fin de semana. Esta situación se ha ido prolongando durante las últimas semanas. Pero la entrada en vigor el próximo lunes de las nuevas restricciones para el sector de la restauración en Cataluña pone coto a estas fiestas. La obligación de cerrar por la tarde a bares y restaurantes ha trastocado las fiestas en clubs como Nuba o Carpe Diem. En el caso de la sala del grupo Costa Este, anuncia que cerrará temporalmente a partir del próximo lunes.  

"COMPETENCIA DESLEAL"

Fuentes del ocio nocturno barcelonés lamentan que algunos pubs se salten las restricciones que otros cumplen de forma escrupulosa. "Es competencia desleal. Yo tengo un bar enfocado a la noche y lo tengo cerrado porque con las actuales medidas es inviable el negocio. Sin embargo, veo como otros se saltan la ley a la torera, y hacen prácticamente lo mismo que sin una emergencia sanitaria de por medio", afirma un empresario del sector, que prefiere mantener el anonimato. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.