Los Mossos d’Esquadra han desocupado el edificio conocido como Casa África, situado en la calle Marià Aguiló, en Poblenou. Los agentes de la policía hace varios días alertaron a los inquilinos de que el desalojo sería inminente y, por esta razón, la operación se ha realizado con mucha rapidez y sin incidentes.

Las treinta personas que residían en el inmueble, inmigrantes sin alternativa de vivienda, se fueron a principios de semana a otro edificio ocupado en la calle Ciutat de Granada. Este martes, cuando han llegado los agentes de los Mossos d’Esquadra, sólo quedaban cuatro personas en el inmueble, que se han ido por voluntad propia y sin oponer resistencia.

INMIGRANTES SIN ALTERNATIVA DE VIVIENDA

El anterior intento de desalojar Casa África fue en abril, pero finalmente se suspendió. En ese momento unas 150 personas se concentraron enfrente del edificio para intentar frenar el desahucio.

En Casa África residen 35 inmigrantes sin ninguna alternativa de vivienda. Se trata de un espacio autogestionado donde las personas residen de forma temporal, con una media de entre cuatro y seis meses.

El Ayuntamiento de Barcelona había negociado con la propietaria de la finca para evitar el desahucio, pero la propiedad decidió continuar el procedimiento judicial. La alternativa planteada por la propietaria era la expropiación del espacio por parte del Ayuntamiento, una posibilidad estudiada y finalmente descartada por parte del consistorio.