ARCHIVADO EN:

Desde siempre, jugar en la playa ha sido consustancial al ser humano. No hace falta copiar aquí los clásicos divertimentos, tanto en el agua (submarinismo, vela, surf o windsurf, y ahora la nueva ola del paddle surf), como sobre la arena (fútbol, voley o el sencillo correr). En la playa vale -casi- todo para divertirse y, desde hace un tiempo, en las de Barcelona se deja ver también el tenis: el Beach Tennis.

Aunque a algunos les pueda parecer nuevo, las pistas de tenis playa llevan tiempo instaladas junto a la Base Náutica de Barcelona, en la playa del Bogatell -aunque empezaron en el Espai de Mar de La Barceloneta. Allí, cada fin de semana se reúne el largo centenar de miembros del Beach Tennis Barcelona. Hay cinco pistas -una los días de diario- y da gusto ver cómo juegan quienes lo practican. Es difícil no pararse un momento y asistir al menos a un par de jugadas.

Allí nos encontramos con Alba Gamell, que es lo que se dice la auténtica 'alma mater' del tenis playa barcelonés. Lo hace todo: juega, entrena, preside y, si es necesario, recoge bolas. “Si no fuese por ella, no estaríamos aquí”, comenta alguien a quien no descubriremos. Alba, por cierto, acaba de venir de Portugal, donde ha ganado un torneo del circuito internacional.

Vemos a Gamell dando clases a una joven que, como otros muchos, descubrió el tenis playa con ella, que maneja la raqueta como si fuera una prolongación de su brazo. Pala -perdón por lo de raqueta-, camiseta, pantalón corto y gafas de sol es toda la impedimenta necesaria para disfrutar de un deporte que entusiasma.

Para romper el embeleso, le tiro una primera pregunta a la contra.

-Hay más pistas de voley que de tenis. ¿Por qué?

-Llegaron antes, y el Ayuntamiento les ha dado bola, como al badminton. Hasta tienen postes fijos.

-¿Y por qué no el tenis?

-Voy a decir algo fuerte, pero es la verdad: Barcelona tiene un problema con el deporte de playa. La gente puede pensar que todo es maravilloso, y que hay muchos guiris jugando a voley todo el día. Pero lo cierto es que no existe un proyecto claro y potente de lo que debería ser.

Alba Gamell es el 'alma mater' del tenis playa barcelonés / MIKI
Alba Gamell es el 'alma mater' del tenis playa barcelonés / MIKI

Se queja Alba de esa desidia consistorial que lo fía todo a la diversión improvisada, no a un proyecto serio: “Hay países europeos sin mar y, por tanto, sin playas naturales, que lo tienen claro y han hecho una apuesta decisiva. Imaginemos lo que podría dar de sí todo el territorio de arena que tenemos en Barcelona, bien organizado para practicar seriamente deportes de playa”.

Miras a un lado y a otro de donde estamos y, sí, la verdad es que se extienden playas como si no hubiera un final...

“Habría que tener un espacio polideportivo de playa fijo, aunar esfuerzos, hablar con las diferentes federaciones, reconvertir espacios y consensuarlo con el Ayuntamiento", insiste Alba. “Creo que estamos perdiendo una gran oportunidad de tener buenos deportistas en disciplinas que cada vez tienen más arraigo. Por poner un ejemplo, nosotros, los del tenis playa, un deporte que cualquier día será olímpico- está en estudio por el COI-, no podemos disponer del tiempo y del espacio necesarios para practicarlo adecuadamente. Poder hacerlo sería beneficioso para Barcelona y los barceloneses.”.

DE LA TIERRA A LA ARENA

Como otros muchos, Alba llegó al tenis playa procedente del tenis sobre tierra batida, rebozado con pádel. Quien ha tenido una raqueta/pala en la mano está predispuesto a practicar en la playa. La única diferencia es que la pelota -que es más ligera- no bota en la arena. O sea, se trata de volear y volear y volear... hasta que la pelota se estampe sobre territorio rival.

El tenis, decíamos. Alba Gamell fue 40ª raqueta española y jugó incluso torneos WITA. Hasta defendió los colores de un club alemán. Pero más tarde, ya se sabe, hay que elegir entre el sueño y la realidad. Eligió estudiar y graduarse en el INEFC para luego dar clases en el RCT Barcelona. Cuando le llegó el pádel, éste le llevó al tenis playa. Fue en Sitges, en 2010. Ríe al recordarlo...

“Me invitaron y me presenté con mi pala de pádel (inciso: la de tenis playa es menos pesada y tiene agujeros). Me miraron raro, pero jugué y me enganché”, rememora.

Un deporte que atrae a los más jóvenes / MIKI
Un deporte que atrae a los más jóvenes / MIKI

Se enganchó tanto que no paró hasta fundar el club y conseguir crear la sección de tenis playa perteneciente a la Federación Catalana de Tenis (FCT), adscrita a la Internacional (ITF). Y lo decimos porque resulta que existe otra federación paralela, no oficial, con la que están a la greña. Algo así pasa, por si no lo saben, con el Fútbol Sala.

“La otra es la IFBT, poco seria y no nos gustan sus valores. Sólo un ejemplo: sus carteles de torneos usando a chicas en bikini de reclamo”, comenta Alba, como diciendo 'y por ahí no pasamos'. "Y en Catalunya, esta vertiente no oficial recibe mucho más apoyo de las instituciones que la oficial. Es realmente insultante, y contra ello luchamos".

DIVERTIRSE Y COMPETIR

Volviendo a lo que proponía al principio, Alba pretende un tenis playa serio sin dejar de ser divertido. Su apuesta es la de alguien que tiene un objetivo claro: que su deporte sea valorado como lo son otros. Para eso se necesita implicación de la autoridades, un plan a largo plazo y mucha motivación.

“No puede ser que sólo haya torneos y no una escuela de formación”, reivindica. “Es necesario crear una base, que haya más clubs con sección de tenis playa (la tiene el CN Barcelona), que los niños empiecen a jugar y, sobre todo, que no sea un deporte estacional, de verano. Si tenemos la suerte de vivir en un lugar con playa y sol todo el año, habría que sacarle partido, como hacen ...¡en Suiza!”.

Un deporte en el que reina la amistad / MIKI
Un deporte en el que reina la amistad / MIKI

Motivación, a ella, le sobra a raudales. Por eso, otra vez van a organizar el torneo internacional más importante de los que se celebran en la península -Canarias es otro gran feudo del tenis playa español- con 6.500 euros de dotación en premios. Y para eso se necesita buena mano, hablar mucho y conseguir patrocinadores. Ella saca el tiempo de no se sabe dónde para conseguirlo, porque entre su condición de jugadora-entrenadora-directiva, no para. Y todo, por amor al arte.

EL TORNEO

Se trata de la 11ª edición del Torneo Internacional Ciudad de Barcelona (TICB) de Tenis Playa, que organiza el Beach Tennis Barcelona con apoyo del Ayuntamiento de Barcelona. Se jugará los próximos días 29 y 30 de septiembre en sus instalaciones de la Playa del Bogatell.

Como decíamos antes, se trata del torneo más importante de España y uno de los principales de Europa. Habrá 200 participantes nacionales e internacionales de máximo nivel, entre ellos la actual campeona mundial Giulia Gasparri.

“Como cada año, aprovechando el evento, hemos preparado en paralelo otras competiciones y actividades que ayuden a fomentar nuestro deporte y que convivirán con el TICB”, cuenta Alba. “Le hemos llamado 'Festival del Beach Tenis en Barcelona".

(Así que, si quiere pasar un buen rato viendo o practicando tenis en la playa, ya sabe cúando y dónde ir. Y para saber qué se va a encontrar, le recomendamos ver este vídeo de presentación, realizado por Abel Rincón: https://www.youtube.com/watch?v=B37ojcmCGF0

Dos chicas del Beach Tennis Barcelona, en acción / MIKI
1/6

Dos chicas del Beach Tennis Barcelona, en acción / MIKI

Buscando una bola aérea... / MIKI
2/6

Buscando una bola aérea... / MIKI

Alba Gamell, entrenando a una alumna / MIKI
3/6

Alba Gamell, entrenando a una alumna / MIKI

Entrenando con el skyline marítimo al fondo / MIKI
4/6

Entrenando con el skyline marítimo al fondo / MIKI

¡Cuidado! Las chicas son guerreras sobre la arena / MIKI
5/6

¡Cuidado! Las chicas son guerreras sobre la arena / MIKI

Alba Gamell dando instrucciones a una alumna / MIKI
6/6

Alba Gamell dando instrucciones a una alumna / MIKI

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.