Todo apunta a que Gerard Piqué colgará las botas en el equipo que le vio nacer como futbolista, su Barça. A punto de cumplir los 31 años, el FC Barcelona le ha ampliado el contrato que le ligará al club por lo que resta de esta temporada y cuatro más, hasta junio de 2022. Ese año tendrá 35, una edad a la que difícilmente podrá cambiar de aires. A cambio de esta ampliación, la cláusula de rescisión de Piqué sube hasta los 500 millones de euros.

El central azulgrana, que ha conseguido 25 títulos con el Barça (entre ellos seis Ligas y tres Champions), ha jugado hasta ahora 421 partidos y ha marcado 37 goles. La noticia oficial de su renovación se ha hecho pública el día después de que el Barça perdiese su condición de invicto esta temporada tras caer (1-0) en el campo del Espanyol, en la ida de los cuartos de final de la Copa.

Las negociaciones para la ampliación del contrato de Piqué, campeón del mundo con España en Sudáfrica 2010, han sido llevadas con mucha discreción y el acuerdo se ha adelantado a la de otros jugadores que parecían tener preferencia para el cuerpo técnico, como es el caso de Sergi Roberto.

Todo hace pensar que, a partir de esta renovación, Piqué acabará siendo uno de los cuatro capitanes oficiales de la plantilla culé en cuanto Mascherano abandone el club para irse a jugar a China (los otros tres son Iniesta, Messi y Busquets). De hecho, el carisma de Piqué en el vestuario es tanto a más importante que la que se ha ganado a nivel público. Sus declaraciones así lo atestiguan.

Casado con la cantante Shakira, con la que tiene dos hijos, Piqué se consolida así como el gran líder mediático del Barça en los próximos tiempos, ahora que ya es seguro que seguirá vinculado al club hasta 2022.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.