Nuevo episodio en el culebrón del verano. Neymar podría denunciar al Barça ante la FIFA por no haberle pagado los 26 millones de euros por renovar su contrato en noviembre de 20016. Así lo afirma el portal brasileño Globoesporte, que apunta que el contencioso podría llegar la próxima semana a la Cámara de Resoluciones de Disputas de la FIFA. 

El club azulgrana tenía el compromiso de pagar al brasileño 26 millones como prima de renovación, pero ante los rumores de que el delantero estaba negociando su fichaje con el PSG decidió consignar esta cantidad ante notario. Dado que Neymar decidió rescindir unilateralmente su contrato para irse al club parisino, el Barça recuperó esa cantidad depositada ante notario y anunció su decisión de no abonársela al futbolista.

"El club no va a pagar esa prima al padre de Neymar. Había tres condiciones: que el jugador no hubiese negociado su salida del club durante el mes anterior al cobro, que manifestara su voluntad de cumplir el contrato y que no pagaríamos la prima antes del 1 de septiembre, para asegurarnos de que la ventana de fichajes estuviera cerrada. Esas eran las condiciones de esa prima. Ahora que sabemos que no cumplió ninguna de esas tres condiciones, no vamos a liquidar esa prima de renovación", sentenció Josep Vives, portavoz de la junta directiva azulgrana.