Nuevo giro en el culebrón del verano. Neymar ha pagado este jueves los 222 millones de euros con el que quería saldar su libertad futbolística y dejar atrás su pasado blaugrana. Los asesores del brasileño han sido los encargados de entregar el cheque con el que (teóricamente) tenía vía libre rumbo a París donde el PSG le espera con los brazos abiertos. Pero no todos están conformes con el pago.

El encargado de depositar el millonario cheque en la sede de LaLiga ha sido Juan de Dios Crespo, abogado especializado en derecho deportivo, pero el organismo deportivo ha rechazado el pago de la cláusula por, supuestamente, incumplir las reglas del Fair Play Financiero de la UEFA que supondría dicho pago.

En una entrevista al diario AS, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, explicó que no se aceptará el dinero del PSG y que en caso de pagarla, como ha sucedido, no permitirían al brasileño hacerla efectiva. Además, La Liga de Fútbol Profesional amenazó con presentar una denuncia contra el club parisino por incumplir el Fair Play financiero.

Pero este asunto que ahora está en boca de todos depende única y exclusivamente de la UEFA, y no será hasta el próximo 31 de agosto que se conocerá si lo incumple o no. Mientras tanto, el brasieño ya ha mostrado su intención de jugar con la camiseta parisina este mismo sábado contra el Amiens.