ARCHIVADO EN:

El gol de Sergi Roberto provocó un terremoto. Temblor recogido por los sismógrafos que todavía tiene réplicas. Tal como ha anunciado la Fundación Laureus, el pase del Barça a cuartos está nominado a uno de los mejores momentos deportivos del año. Una condecoración que, en este caso, serán los propios seguidores del deporte los que se encargarán de entregar.

Difícilmente la retina blaugrana podrá olvidar como la punta de la bota de Sergi Roberto coló el esférico entre los tres palos. Ahora, aquellos 7 minutos de oro pueden condecorar a club con la especial insignia del Laureus. Sin embargo, el momento mágico del Barça va justo por detrás de las lágrimas del pequeño-gran-fan de Kimi Raikkonen en el Circuit de Catalunya, por lo que el club ya ha lanzado una campaña dirigida a los seguidores y así sumar más apoyos.

El año pasado los Premios Laureus condecoraron la trayectoria de Johan Cruyff con el Premio al Espíritu Deportivo a título póstumo. En aquella gala, su emocionado hijo Jordi Cruyff admitió preferir “no estar aquí”.