Como era de esperar, la selección femenina española de waterpolo ha ganado por goleada a la de Israel en el encuentro de la segunda jornada correspondiente a la Liga Mundial.

En un partido sin historia deportiva pero con mucha a nivel político-diplomático, las jugadoras de Miki Oca, que son de las mejores del mundo, se han impuesto holgadamente por 11-5 (parciales de 4-0, 2-2, 4-3, 1-0) a sus homólogas en un encuentro cargado de polémica y que, finalmente, ha podido disputarse a pesar de que durante varias horas estuvo en el aire.

A partir de las 18:00, tras sonar los dos himnos nacionales (primero el israelí y después el español), el encuentro ha podido ser visto sido -y ha sonado muy raro- a través del streaming que ha ofrecido la Real Federación Española de Natación (RFEN) por medio del canal LaLiga4Sports.

Al no haber público, sólo se ha escuchado a las propias jugadoras, tanto en el agua como en el banquillo, así como las indicaciones de los respectivos entrenadores.

ESTRELLA DE DAVID

Lo único excepcional, dado el escenario, ha sido ver desplegadas banderas de Israel y gritos al final celebrando a su país por parte de algunos miembros de la delegación judía, los únicos que han podido seguir el encuentro desde una pequeña grada. De hecho, la piscina del CAR no alberga competiciones oficiales, ya que no dispone de aforo, y generalmente se utiliza para entrenamientos de las diferentes secciones deportivas acuáticas que se preparan en el centro.

Algunas banderas de Israel ondeando en la micro-grada del CAR / LaLiga4Sport
Algunas banderas de Israel ondeando en la micro-grada del CAR / LaLiga4Sport

Lo que deportivamente era un partido sin historia se ha convertido en un lamentable espectáculo mediático, ya que circunstancias políticas han impedido que se celebrase con público ni en la piscina del CN Molins, primero, ni porteriormente en la piscina Sant Jordi de Barcelona. La tensión politica (alentada por la CUP) y diplomática de los últimos días ha llevado a desaconsejar que se celebrase en ninguna de las dos instalaciones por miedo a altercados  públicos y problemas de seguridad entre partidarios de la causa palestina y los defensores de Israel.

Volviendo a lo deportivo, Miki Oca se ha permitido utilizar a sus jugadoras más jóvenes tras el 4-0 del primer parcial, dado que Israel no es un rival hoy en día para nuestro waterpolo femenino. Judit Forca ha recibidio el premio de MVP del partido. España, que había perdido en Rusia (11-9) en la primera jornada de esta Liga Mundial, suma sus tres primeros puntos en una competición que no ha hecho más que empezar. Hace unos meses, logró la medalla de bronce en el Europeo disputado en la barcelonesa Piscina Picornell.