Los gimnasios municipales de Barcelona mantienen la tendencia ascendente en el número de socios en lo que se lleva de 2018. Actualmente, estos gimnasios cuentan con más de 194.000 abonados, lo que significa un aumento del 2,1 % respecto a los socios con lo que contaban en diciembre de 2017.

Un dato a destacar es que en los cuatro primeros meses de este año se ha producido un aumento de más de 4.000 nuevos usuarios, más del doble de lo que aumentó la cifra de inscritos durante todo el año anterior. Actualmente en Barcelona hay 39 centros deportivos municipales de gestión privada, además de otros diez especializados en modalidades deportivas como la escalada, el esgrima o la vela.

De todas las cadenas que gestionan los gimnasios municipales, es Claror la que se mantiene al frente por número de inscritos. Según publica Palco23, en sus cuatro centros acoge a algo más de 31.000 socios, con un crecimiento respecto al año anterior de un 1,61 %. En segunda posición se encuentra la empresa Eurofitness, que gestiona seis instalaciones en las que cuenta con casi 24.000 abonados, un 1,9 % más de los que contaba en 2017, a la que sigue Holmes Place, con 20.274 socios y un aumento del 0,9 %.. En cuarto lugar atendiendo al número de socios que gestiona en sus centros se encuentra CET10, que ha experimentado un aumento del 2,7 % y ha alcanzado la cifra de 18.750 personas inscritas, sobre todo gracias a la gestión del CEM Bac de Roda, el segundo con mayor número de inscritos de Barcelona.

Porcentualmente hablando, la empresa que más abonados ha ganado ha sido el CN Atlètic-Barceloneta, que gestiona el CEM San Sebastià y que ha registrado un aumento del 12,6 % en el primer trimestre del año respecto al año anterior.

Tradicionalmente, al primavera es la época del año en la que más aumenta el número de abonados a los gimnasios de la ciudad, aunque el crecimiento de este año ha sido superior al de temporadas anteriores, subida que los expertos atribuyen a diversos factores, entre los que se encuentra una mejora de la economía.

Por otro lado, el Ayuntamiento tiene en proyecto la construcción de un nuevo gimnasio en el barrio de La Sagrera, que se llamará CEM Cam de Ferro. El proyecto cuenta con un presupuesto de 13,5 millones de euros y saldrá a concurso para que sea gestionado por una empresa privada.