Queda una semana para el FCBarcelona-Chelsea y las agencias especializadas en la reventa buscan entradas. Están dispuestas a duplicar o triplicar el precio que recibirían los abonados del Barça que liberen su localidad a través del Seient Lliure (socios y club se reparten los beneficios, descontados los gastos de gestión). La búsqueda de nuevos tickets se intensificó el pasado domingo, antes y después del partido de Liga con el Atlético, con el reparto de propaganda en las inmediaciones del Camp Nou.

Decenas de chicos y chicas repartían distintos flyers en la confluencia de Travessera de les Corts y Arístides Maillol, junto a la churrería, a los aficionados que acudieron al último encuentro de Liga. No preguntaban nada. Simplemente ofrecían sus servicios a hipotéticos clientes que podrían estar interesados en hacer negocio con el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions.

En uno de los flyers, el mayoritario en los exteriores del Camp Nou, estaba impreso el logotipo oficial de la Champions y los escudos del Barça y del Chelsea. “Entradas deseadas. Mejores precios pagados”, era el mensaje que podía leerse en la parte central. “Por favor, llame o whatsapp”, añadía, al lado de un número de telefonía móvil.

LARGA ESPERA

Tras un primer mensaje y una larga espera, llega la respuesta al presunto socio del Barça que ofrece sus abonos. “Buenas noches. Perdona el retraso. Hablamos con muchos socios y es imposible llegar a todos”, desliza nuestro interlocutor, antes de entrar en el precio que están dispuestos a pagar por dos tribunas y dos localidades de lateral: “Podemos ofrecer 700 euros por las dos tribunas y 500 por las de lateral”.

Otro flyer, con un diseño más modesto y de formato más pequeño, ofrecía “máxima tasación y total discreción”. La comunicación, según detallaba, tenía que hacerse vía whatsapp y en la parte superior podía leerse: “Compro entradas y abonos temporada”.

Flyers publicitarios de la reventa de entradas y abonos del Barça / METRÓPOLI ABIERTA
Flyers publicitarios de la reventa de entradas y abonos del Barça / METRÓPOLI ABIERTA

En contacto con la persona/empresa que gestiona la reventa, Metrópoli Abierta ofreció dos abonos de gol norte y otros dos de tribuna. Preguntado por el precio que estaban dispuestos a pagar, la respuesta fue: “Los goles, a 200. Las tribunas, sin son centradas, a 350. Si no, a 300 euros”.

MÁXIMA DISCRECIÓN

El periodista quiere conocer más detalles. Por ejemplo, cómo cobrará por la cesión de sus abonos. “En metálico. No hay problema”, es la respuesta del revendedor, que vive fuera de Barcelona y anuncia que recogerá los abonos en un plazo de 24 horas. En el sitio que escoja el abonado.

El reventa, para disipar las dudas del socio que cede sus abonos, asegura que “trabaja con clientes españoles” y garantiza la máxima discreción. A los turistas extranjeros, explica, nunca les cede el abono, sino “una entrada de papel”. Otros, en cambio, se quedan con el pasaporte de la persona que adquiere los abonos por un partido. Terminado el partido, le entrega su documentación cuando éste (el turista) les devuelve los carnets del Barça.

En el caso del partido del próximo miércoles contra el Chelsea, el intermediario ya tiene colocadas las localidades. “Tus abonos van a un cliente de Almería”, explica a través del whatsapp. Y, segundos después, muestra una parte de la conversación mantenida con su interesado. Con la misma, espera un nuevo contacto para cerrar el día y la hora de la recogida de los abonos.