ARCHIVADO EN:

El FCBarcelona prepara grandes cambios para la plantilla de la próxima temporada. En su objetivo de facturar 1.000 millones de euros, el club contempla algún traspaso sonado y, como mínimo, un fichaje mediático. El elegido podría ser Neymar, a quien la entidad le abre la puerta para su posible regreso al Camp Nou.

Neymar ha tendido algunos puentes con los futbolistas del Barça desde que abandonó el club. Con Messi, Suárez, Rakitic y Rafinha, por ejemplo, su relación es fluida. En los despachos del Camp Nou, mientras, su hipotética vuelta ya no suscita tanto rechazo. El presidente, Josep Maria Bartomeu, se muestra receptivo y contempla un posible trueque en el que Dembélé entraría como moneda de cambio. El problema es que el PSG nunca ha querido negociar con la actual directiva azulgrana.

UNA DEMANDA PENDIENTE

Y en pleno debate, Guillermo Amor se ha sumado a la fiesta. El director de relaciones institucionales del Barça también habló de Neymar durante el partido contra el PSV. “¿La vuelta de Neymar? Todo puede pasar”, comentó Amor el miércoles en Holanda.

El Barça y Neymar, no obstante, tienen algunos temas por resolver. Y no son temas fáciles. Todavía está pendiente de resolución la demanda que el futbolista interpuso contra el club tras su fichaje por el PSG en el que reclamaba una prima por la renovación de su contrato en 2016.

Neymar durante un clásico Barça-Real Madrid / EFE
Neymar, en su etapa en el Barça

LA TASACIÓN DE DEMBÉLÉ

El club que preside Bartomeu solo intensificará su contratación si el delantero brasileño retira la demanda y si expresa públicamente su deseo de volver al Camp Nou. Luego quedará por superar la resistencia del PSG, que quiere recuperar la inversión realizada hace un año y medio. En Francia aseguran que el club capitalino, como mínimo, exigirá los 222 millones que pagó por él en verano de 2017. Falta por ver, también, la tasación de Dembélé, jugador que gusta mucho en el PSG.