Toni Freixa, en el punto de mira de la justicia.

El exresponsable de los servicios jurídicos, exdirectivo y excandidato a la presidencia del FCBarcelona, cobró, presuntamente, comisiones por lograr que el club concediera a Giem Sports la construcción, gestión y explotación comercial de un columbario en el Camp Nou.

Según la ex directora financiera de Giem Sports, en su declaración como testigo ante el juez que investiga el caso, Freixa cobró casi 200.000 euros que camufló con pagos mensuales por un presunto “asesoramiento jurídico”.

Los pagos de Giem, algunos realizados a través de sus filiales Espai Memorial y Gestió Integral Sports, fueron facturados al bufete de abogados del antiguo directivo del Barcelona, según informó Crónica Global.

Freixa, según los datos del juez de Instrucción número 7, cobró 98.004 euros de Espai Memorial entre 2010 y 2014, 38.839 euros de Gestió Integral Sports y 50.479 euros de Giem, las tres empresas que pertenecían al empresario imputado Santiago Bach.

EL ACUERDO DE BACH CON EL BARÇA

Freixa, en su declaración como testigo, admitió tener una relación profesional con Giem Sports hasta que la empresa “entró en dificultades económicas y dejó de ser cliente” de su bufete de abogados.

Bach alcanzó un acuerdo con el Barça para la construcción del columbario azulgrana en el Camp Nou en 2012. No tenía el capital necesario y buscó el apoyo de inversores que se sintieron estafados al no prosperar la iniciativa y no recuperar su dinero. El club, por su parte, admite que cobró un millón de euros “que tenemos en depósito”, explicó una fuente próxima al presidente Josep Maria Bartomeu.

El Barça, según detalló la misma fuente a Metrópoli Abierta, se siente “doblemente perjudicado porque el negocio de los columbarios no prosperó y por la utilización de su nombre”. En la entidad esperan el desenlace del proceso judicial, pero no quieren pronunciarse públicamente sobre la presunto cobro de comisiones de Freixa.

Hace cinco años, el Barça anunció su intención de albergar un “espacio memorial” con 20.000 urnas. A cambio de ceder su explotación, el club percibiría seis millones de euros.

Toni Freixa, a través de un mensaje en Twitter, ha anunciado que presentará una querella contra la ex directora financiera de Giem Sports por falso testimonio.