La pandemia de coronavirus ha creado numerosas situaciones excepcionales en residencias, centros sociosanitarios y hospitales barceloneses. La afectación llegó a todo tipo de pacientes, incluidos aquellos considerados como dependientes, que en algunos casos no pudieron continuar en su centro de forma periódica.

Buen ejemplo del ello es Alexander Moreno Saludes, un joven que sufre un trastorno del espectro autista, además de contar con un trasplante de hígado realizado en 2012, y que cuenta con una disminución del 86% desde junio de 2007 al presentar patología física y psíquica.

Debido a la situación sanitaria, la Fundació Pere Mitjans indicó que Alex tenía que volver a casa temporalmente, un periodo que se está alargando en exceso y ante el que sus padres se han puesto, de nuevo, en pie de guardia.

DESDE MARZO

El joven barcelonés se encuenta en su domicilio desde el pasado 12 de marzo, a las puertas de la reclusión por el estado de alarma, desde donde debería haber vuelto al centro con la mayor celeridad posible.

Pese a que la fundación ha contado con algunos casos de coronavirus durante la pandemia, en el momento de la desescalada en que la instalación se encontrara en Fase I con posibilidad de recibir ingresos en residencia desde el domicilio al ser un centro "verde" o sin casos positivos, podría readmitir a Alex.

Precisamente esta circunstancia es la que consiguió confirmar su padre, Antonio Moreno, quien desde el Sistema de Salut de Catalunya recibió la confirmación de que la fundación se encontraba libre del virus.

RECHAZO

Pese a contar con este dato y el aval de la Agència de Salut Pública para el reingreso de Alex siempre y cuando acreditara "una PCR negativa de máximo 48 horas previas al ingreso y haciendo el aislamiento correspondiente", Pere Mitjans rechazó la readmisión.

Para justificar al negativa, la fundación se escudó en el criterio del doctor Sebastià Santaeugènia, quien remarcó la "vulnerabilidad del paciente por su patología orgánica de base" e indicación de que "en un entorno residencial el riesgo de contagio es más alto".

Además, suscribieron las palabras de la doctora Bilbao, encargada del seguimiento de la evolución de Alex, quien indicó que "a pesar de todas las precuaciones que se puedan tomar, el riesgo 0 no existe ni exisitrá como mínimo hasta que haya un tratamiento eficaz o una vacuna", lo que ha dejado al paciente sine die en cuanto al retorno a su residencia.

DENUNCIA

Esta situación llega después de que la familia haya tenido otros desencuentros anteriores con la entidad, que en algún caso estuvieron cerca de dejar al joven fuera de la entidad. Por ello, Moreno explica que al negación del ingreso es una "discriminación hacia el usuario autista por su patología sanitaria" y que se han manipulado "los hechos".

En este sentido, considera que es una "venganza" por parte de Pere Mitjans hacia "el padre pagándolo con el hijo" debido a los conflictos vividos anteriormente entre ambas partes, y lamenta que ante estos hechos "la administración" esté "callada".

Por el momento, los padres de Alex han denunciado a la Fundación Pere Mitjans y continúan con su lucha para que su hijo pueda recuperar su día a día en el centro en cuanto antes y con la mayor normalidad posible.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.