La Guardia Urbana de Barcelona estrecha el círculo contra los patinetes eléctricos. Si la policía municipal explicaba en marzo que había interpuesto 2.600 denuncias desde principios de año (o lo que es lo mismo, 28 al día), las cifras se han disparado hasta el punto que solo durante la semana del 19 al 25 de abril se interpusieron más de 1.000.

En concreto, 1.129 denuncias a patinetes eléctricos en siete días (cuando a principios de año eran unas 700 por semana). Unas sanciones impuestas por circular por la acera cuando estaba prohibido (en el 35% de los casos), no hacer caso de los semáforos en rojo (en el 17% de los casos) y usar auriculares durante la conducción (en el 15% de los casos).

MAYOR VIGILANCIA

Con el objetivo de reducir la siniestralidad, la Urbana ha puesto en marcha varias campañas y un dispositivo adicional para controlar el correcto uso de los VMP, empieza hoy y durará hasta el domingo. Una actuación que se reforzará con acciones informativas como paneles en la red viaria para concienciar a los usuarios.

¿CUÁL ES LA NORMATIVA?

Los patinetes no pueden superar en ningún caso los 25 kilómetros por hora. Además solo pueden circular por las calles de plataforma única, carriles bici con acera (máximo 10km/h), carriles bici en la calzada (25km/h), calzada de las calles con límite de velocidad a 30 (los patinetes deben ir a 25km/h) y los parques (a 10km/h). No pueden circular por aceras ni otras zonas de viandantes ni por travesías, túneles urbanos, vías interurbanas, autopistas ni autovías que pasan por dentro de la ciudad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.