Nueva denuncia contra el Ayuntamiento de Barcelona, en esta ocasión por los delitos de prevaricación, cohecho y maltrato animal contra las palomas, cotorras y otras aves. Al cierre de este artículo, al consistorio no le constaba la interposición de la denuncia. Fuentes municipales han añadido que serán los servicios jurídicos quienes indicarán los pasos a seguir cuando sea notificada.

La denuncia la pone la presidenta de la Asociación Corazón de PalomaSusana López Latre, y es contra la teniente de alcaldía de Ecologia Urbana Janet Sanz. el gerente de Medi Ambient i Serveis Urbans Frederic Ximeno, la directora de los servicios de Drets dels Animals del Ayuntamiento Maria Carmen Maté y la empresa Soma, contratada por el propio consistorio "para el control de las aves urbanas". 

La denuncia por los presuntos delitos de prevaricación y cohecho es contra las autoridades y funcionarios públicos y la de maltrato animal contra la empresa Soma. Con esta demanda, Sanz suma otro caso contra su persona en los tribunales. Ya tiene una querella por prevaricación, entre otros delitos, por el Hotel Buenos Aires de Vallvidrera.

TESTIMONIOS DEL MALTRATO ANIMAL

Según el texto, al que ha tenido acceso Metrópoli, "a pesar de que la normativa prohíbe la destrucción de nidos y crías de los animales, la empresa Soma ha venido maltratando y dando muerte de forma cruel y violenta a crías de diversas especies de aves urbanas, principalmente a tórtolas, palomas y cotorras monje".

La denuncia cita varios ejemplos de casos de maltrato animal que fueron presenciados por ciudadanos. Uno de ellos tuvo lugar el 27 de mayo de este año, sobre las 12.00 horas. Textualmente, dice: "Operarios de la empresa Soma atravesaron con azadas tres nidos de cotorra monje ubicados en la plaza de Nadal, golpeando repetidamente con un palo lleno de pinchos a las crías, resultando muertas varias de ellas por cortes, laceraciones, y estrellándose contra el suelo otras crías con el mismo resultado".

LOS HUEVOS Y LOS PICHONES, A PLENO SOL

El segundo caso que cita la denuncia ha tenido lugar este julio, concretamente los días 12 y 13, en el puente en el que confluyen la calle de la Guineueta con el paseo de Fabra i Puig. Según el texto, "operarios de la empresa Soma procedieron a la destrucción sistemática de los nidos de palomas y tórtolas ubicados en dicho puente. Acto seguido, depositaron los huevos y los pichones supervivientes en una caja de cartón, ubicada en la acera a pleno sol, donde permanecieron sin atención ni alimentos, muriendo algunos de ellos por inanición".  

La denuncia cita que incorpora las declaraciones de testigos que presenciaron el maltrato, así como fotografías y vídeos. También se menciona la existencia de un correo electrónico de Maté, uno de los cargos municipales denunciados, "en el que admite que ha dado instrucciones para la eliminación de nidos de aves". Metrópoli no ha tenido acceso a las citadas imágenes.

Palomas alimentándose de comida que les da la ciudadanía/EFE/M. H. de León
Palomas alimentándose de comida que les da la ciudadanía/EFE/M. H. de León

En distintas ocasiones, Metrópoli ha informado del control de la población de palomas en Barcelona por parte del Ayuntamiento. El último artículo publicado es de mayo de este año y hace referencia a la licitación y adjudicación de un contrato a la empresa Zooethics Ethical Animal Projects SL para la reducción de estos animales en la ciudad a través del suministro de pienso anticonceptivo. El citado contrato es para el suministro de maíz con nicarbazina, un fármaco veterinario que provoca una infertilidad reversible en las hembras si se deja de dar. El consistorio introdujo este método de control en 2017 y, desde entonces, el número de palomas se ha reducido a la mitad allí donde se ha actuado, principalmente en plazas y zonas verdes. Según el Ayuntamiento, solo se usa este método.

Sin embargo, según la denuncia, los denunciados "han venido conspirando, mintiendo y manipulando a las asociaciones proteccionistas y entidades cívicas con el fin de retrasar la aplicación de los métodos de control de aves.... con el único objetivo de mantener la presencia de contratos públicos con empresas privadas exterminadoras". La denuncia acusa al gerente de Medi Ambient de "financiar con fondos públicos un presunto estudio científico que desmiente la eficacia del método de la contracepción, favoreciendo así los intereses comerciales y económicos privados de dichas empresas exterminadoras para las que constituye una auténtica amenaza económica la implantación de métodos éticos de control de aves y su gestión por parte de asociaciones proteccionistas".

FAVORECER LA CONTRATACIÓN DE EMPRESAS EXTERMINADORAS

La denuncia va más allá y subraya que "mientras el Ayuntamiento de Barcelona anunciaba oficialmente la implantación del método anticonceptivo y publicaba los resultados espectaculares de reducción de población de aves urbanas, solamente con la aplicación del pienso, los denunciados se han dedicado a boicotear este método con la finalidad de favorecer la contratación con ciertas empresas privadas exterminadoras, y por lo tanto a favorecer los intereses comerciales y económicos de las mismas".

La Asociación Corazón de Paloma dice que lleva tiempo, junto con otras organizaciones y entidades cívicas sin ánimo de lucro, como la comisión de Protección de los Derechos de los Animales del Il·lustre Col·legi de l'Advocàcia de Barcelona, reclamado al Ayuntamiento los contratos suscritos con empresas privadas para el control de aves y las facturas abonadas por los servicios ante la sospecha de maltrato sin que por el momento esos contratos y facturas se hayan facilitado. "Los denunciados han venido sistemáticamente manifestando todo tipo de excusas y engaños para no facilitar los contratos públicos y las facturas abonadas a las empresas privadas", recoge la denuncia.

RESPUESTA MUNICIPAL

El Ayuntamiento añade en respuesta a Metrópoli que los protocolos que aplica son estrictos y aseguran el bienestar de las aves. "En el caso de la población de palomas sólo existe un programa de control ético a través del pienso anticonceptivo. Si nos llega la denuncia de un caso concreto, investigaremos para esclarecer los hechos. Dejar claro, sin embargo, que en la ciudad no existe ningún programa de capturas ni matanzas de palomas", subrayan las fuentes consultadas.

En relación a las cotorras, el consistorio "no prevé un control de la población si bien el Ayuntamiento de Barcelona tiene contratada, a través de Parcs i Jardins, una empresa acreditada para poder realizar la retirada de huevos y pollos de los nidos de cotorras cuando existe un riesgo de caída ya que supone un peligro para la ciudadanía. Ante una denuncia que recibió la Oficina de Protecció dels Animals de Barcelona (OPAB) por la actuación de esta empresa [Soma] a finales de mayo, el Departament de Protecció dels Animals dio traslado del expediente y la denuncia a la Generalitat para decidir si incoa un expediente sancionador, al ser ellos los competentes para determinar si hubo mala praxis en la recogida y la gestión de los huevos y los pollos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.