El Ayuntamiento de Barcelona, que preside Ada Colau, adjudicó este mes de julio un macrocontrato de 6,3 millones de euros para los “servicios de atención, mantenimiento y evolución del Puesto de Trabajo”. Se trata de un servicio de mantenimiento para que los trabajadores municipales dispongan de las herramientas adecuadas en todo momento con el fin de prestar sus servicios al ciudadano.

El informe justificativo del contrato realizado por los responsables municipales explica que el consistorio “dispone de una plataforma de servicios informáticos y parque de estaciones de trabajo que posibilitan a los trabajadores desarrollar su trabajo y facilitan la atención a la ciudadanía. Estos sistemas requieren de servicios asociados de mantenimiento y evolución para mantener operativos de forma continua estos servicios y ser prestados con la máxima calidad, además de adaptarse de forma continuada a las nuevas necesidades”.

Así, la labor de los adjudicatarios será mantener todos los puestos de trabajo, desde las estaciones de trabajo hasta los mostradores de atención al ciudadano o los espacios de trabajo colectivo. Han de velar por que los ordenadores estén totalmente operativos y con los programas correctos, gestionando el software de los mismos, aunque el hardware queda excluido del contrato (la adquisición de ordenadores se realiza mediante contratos públicos cuando hay necesidad). Asimismo, deberán administrar los servicios tecnológicos relacionados con la operatividad de toda la maquinaria municipal y mejorar la adaptación funcional y las capacidades de la misma. Se trata, en definitiva, de engrasar la maquinaria para que la Administración municipal funcione.

ATOS, LA MÁS BENEFICIADA

El expediente de contratación comenzó a realizarse el pasado mes de marzo, pero no ha sido hasta este mes de julio cuando se ha adjudicado definitivamente el contrato. Debido a su volumen el contrato se dividió en cinco lotes, repartidos por especialidades. Así, mientas el uno corresponde a servicios de oficina técnica, el 2 es de apoyo presencial y los demás, de operación y mantenimiento, servicios finalistas y servicios base.

La empresa más beneficiada fue Atos Spain, que se hizo con dos de los lotes por un valor total de casi 2,2 millones de euros. Atos es una empresa cuyo socio único es Atos Origin SA. Su administrador único es Atos International SaS, con sede en Bezons (Francia). Esta firma es una de las grandes adjudicatarias de contratos públicos de todas las administraciones y su especialidad son servicios de alta tecnología, comunicaciones unificadas, big data y ciberseguridad. La cúpula de su comité ejecutivo español está formada por Iván Lozano, Federico Arias, Mercedes Payá y Antonio Martín-Tereso.

GRUPO SEIDOR

Curiosamente, en los dos lotes que ganó esta empresa, se presentaba sólo un competidor, Saytel Servicios Informáticos, cuyos presupuestos, paradójicamente, se presentaron fuera de plazo. Saytel es una compañía perteneciente al grupo Seidor. Este grupo ganó notoriedad al comenzar a ganar concursos públicos de la Generalitat a partir de la llegada al poder de Artur Mas. Asimismo, comenzó a obtener muchos más contratos en el Ayuntamiento de Barcelona tras la llegada del convergente Xavier Trias a la alcaldía. Entre sus ejecutivos, mantenía a Joan Antoni Rakosnik, cuñado de Artur Mas. Desde el 2012, el conglomerado levantado alrededor de Seidor se ha llevado cientos de millones de euros en contratos públicos. Desde su irrupción entre los proveedores del Ayuntamiento, no obstante, se hizo un hueco entre los adjudicatarios del consistorio. Tanto que en este macrocontrato Seidor Consulting se hizo con el lote 1, dotado con un presupuesto de 766.000 euros.

El lote 2 fue adjudicado a la firma Servicios Microinformática, una empresa barcelonesa presidida por David García Collado. El mismo empresario controla ITGlobal, otra de las firmas que suele tener adjudicaciones del consistorio barcelonés. Durante el 2018, Servicios Microinformática obtuvo también 34 contratos menores por un monto total de 261.568 euros (el año anterior había logrado 40 contratos por 253.000 euros).

Por último, otro lote, por valor de 641.000 euros, fue adjudicado a Datalab Tecnología. En este lote, nuevamente Saytel presentó su oferta fuera de plazo, aunque Datalab se impuso con su oferta a Atos Spain y a Cos Mantenimiento, une empresa que había pujado por los lotes 2 y 3. Javier Antonio Pagès Casas es el presidente de Datalab, una firma que se ha convertido en socio tecnológico de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Entre sus partners, figuran desde IBM hasta Microsoft, pasando por Novell o GNU/Linux.