ARCHIVADO EN:

Las autopistas de acceso a Barcelona han dejado de ser de pago hace pocas semanas -algunas hace solo unos meses-, pero la gratuidad podría tener los días contados. La ministra de Transportes, la exalcaldesa de Gavà Raquel Sánchez, ha dicho que espera tener listo "en pocos meses" un nuevo sistema de pago para autovías y otras carreteras de alta velocidad, que incluirá a las autopistas.

La intención del Ejecutivo español es negociar la propuesta con los agentes sociales, sectores económicos y las comunidades autónomas. El objetivo, ha recalcado la ministra, es encontrar un sistema que "permita el mantenimiento de estas carreteras" sin que se generen "agravios territoriales". 

Camión en la AP-7 en el peaje de Martorell / EFE
Camión en la AP-7 en el peaje de Martorell / EFE

24 PAÍSES DE EUROPA YA TIENEN MEDIDAS SIMILARES

Los planes del Gobierno de Pedro Sánchez es que autovías y autopistas vuelvan a ser de pago a lo largo del 2024. Ése es el compromiso que el Ejecutivo ha asumido ante la Unión Europea. El proyecto se aprobará, si no hay retrasos, el segundo semestre de 2023. Según Sánchez, 24 de los 26 países de la UE ya tienen medidas similares.

El nuevo sistema de pago, que podría ser por uso, prevé recaudaciones de unos 1.500 millones de euros, mientras que el mantenimiento de las carreteras se cifra en unos 1.300 millones.

DESMONTAJE DE LAS CABINAS

La gran mayoría de peajes del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) quedaron libres de peajes a principios de septiembre. A mediados del pasado mes se inició el desmontaje de las cabinas, un trabajo que se espera acabar a finales de octubre. A lo largo de estas semanas se han producido importantes atascos junto a los antiguos peajes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.