La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha exigido a la alcaldesa, Ada Colau, responsabilidades políticas y profesionales dos años después del atentado sucedido en Las Ramblas.

El sindicato justifica esta demanda tras la decisión de la líder de los comunes, que desoyó las recomendaciones que "desde el Ministerio de Interior se hizo a través del Cuerpo de Nacional de Policía cuando emitió un informe que se hizo llegar a todos los Ayuntamientos de España, instando a las autoridades locales, para que pusiesen bolardos u otros sistemas que impidiesen lo que en Ramblas ocurrió".

MOTIVOS PAISAJÍSTICOS

Desde CSIF han recordado la negativa de la alcadesa ante la propuesta de instalar bolardos en Las Ramblas, unas recomendaciones "que también se hicieron desde la Guardia Urbana" teniendo en cuenta que era un lugar susceptible de ser objetivo terrorista.

En la misma línea, el sindicato insiste en que Colau no siguió este consejo alegando "motivos paisajísticos", por lo que "han tenido que morir personas para que con posterioridad los pusiese.

INVESTIGACIÓN

El sindicato ha criticado la demanda de abrir una investigación en el Congreso respecto al ataque sucedido en la capital catalana, asegurando que les sorprende "que una de las personas que más responsabilidad ha tenido en aquel trágico suceso" sea quien haga la petición. De la misma manera, se preguntas que si al final ésta se llevara a cabo, "la alcaldesa dimitiría de su cargo".

Por ello, CSIF recuerda a Colau que están exigiendo "la misma transparencia que estos días está pidiendo la alcaldesa a otras administraciones sobre lo que ocurrió".