Ciutdans en el Ayuntamiento de Barcelona ha pedido al gobierno de Ada Colau que revise los protocolos de asistencia a las personas sin hogar de la ciudad y que impulse "una estrategia más eficaz que evite desgracias" como la muerte de dos personas que dormían en la calle, tras el temporal provocado por la borrasca Filomena.

En un comunicado este martes, la portavoz adjunta del grupo municipal, Marilén Barceló, ha recordado que en la última década "el número de personas sin hogar en Barcelona ha aumentado un 72%", por lo que ve necesaria una mayor actuación por parte del consistorio.

MÁS EDUCADORES DE CALLE

En ese sentido, Barceló ha exigido aumentar los educadores de calle para que haya un trato más individualizado, programas de inserción con colaboración público-privada para evitar pérdidas humanas, y mantener disponibles durante todo el año "las 400 plazas de alojamiento existentes" destinadas a la Operació Fred.

Tal como ha avanzado Metrópoli Abierta este martes, el año pasado murieron en la ciudad 27 personas sintecho que vivían en las calles de Barcelona. Según el director de Arrels, Ferran Busquets, 18 de ellas fallecieron directamente en la calle.

Actualmente en la calles de la ciudad pernoctan al menos 1.239 personas, según el último recuento de Arrels. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.