El coronavirus altera el servicio portuario en Barcelona. Dos cruceros, con 2.500 pasajeros cada uno, han anulado su parada en la capital catalana ante un cerrojazo total de los puertos.

El buque Aida Bella, de la compañía alemana Aida Cruises del conglomerado Carnival Corp, ha sido el primero en cancelar su paso por la Ciudad Condal. Según ha avanzado Crónica Global, se trata de la primera compañía marítima en suspender temporalmente sus operaciones en Barcelona por el coronavirus. La naviera debía atracar en la ciudad durante los días 18 y 23 de marzo, en los que se producirá una cuarentena colectiva para frenar la curva de contagiados por el virus de Wuhan. 

MEDIDAS PARA EVITAR LA PROPAGACIÓN DEL CORONAVIRUS

Una portavoz del Puerto de Barcelona confirmó ayer tras el anuncio de Carnival Corp que todos los cruceros, independientemente de su origen, deberán desembarcar antes de las doce de la noche del 15 de marzo. Esta misma fue la anunciante de la anulación del Aida y subrayó que la Autoridad Portuaria "tiene medidas en marcha" para evitar la propagación del Covid-19 en la Ciudad Condal. 

Costa Crociere, por su parte, se había ceñido a la reprogramación de sus cruceros en Italia hasta el 3 de abril que anunció esta semana. Costa permite solo desembarcos en terminales italianas, con el fin de hacer más sencillo el desembarco de los pasajeros para que estos regresen a sus domicilios, por lo que tampoco atracará en Barcelona.

MÁS CANCELACIONES POSIBLES

TUI, otro gigante turoperador que en su día canceló las escalas en Barcelona por la crisis del referéndum independentista y por los disturbios que se generaron tras la sentencia del procés, argumentó que "vigila de cerca la evolución de la situación del Covid-19 en todo el mundo", por lo que podría prescindir de Barcelona en su recorrido de paradas marítimas. 

Este cierre de puertas por parte del Puerto de Barcelona, similar al resto de Puertos del Estado, debido a la situación de emergencia por el aumento de casos de coronavirus supondrá un impacto negativo para el sector turístico nacional.

EL PUERTO APLICA MEDIDAS PARA PALIAR LOS EFECTIVOS DEL CORONAVIRUS

El enclave portuario de la capital catalana se encuentra angustiado por las afectaciones que pueda tener la propagación del coronavirus. Es por eso que su organización emitió un comunicado en el que se especificaban medidas extraordinarias para tratar de paliar el impacto. El Puerto de Barcelona decidió no penalizar a las terminales en caso de que no cumplan con los tráficos mínimos comprometidos por causas derivadas del coronavirus y que la tasa de ocupación pase a ser mensual, en vez de trimestral o semestral, hasta el 31 de diciembre de este año, para ayudar a las empresas ante posibles situaciones de tensiones de tesorería y problemas de liquidez.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.